lunes, 20 de octubre de 2014

Militares cubanos poseen las mayores empresas hoteleras de Latinoamérica

Militares cubanos poseen las mayores empresas hoteleras de Latinoamérica
Las empreas de turismo de Cuba Gaviota, Grupo Cubanacan y Grupo Hotelero
Gran Caribe dominan la lista de empresas hoteleras de América Latina del
2013.
Ultima actualización 20.10.2014 13:07

Cuba es el país latinoamericano con las empresas hoteleras más grandes,
según el ranking de las 300 cadenas de mayor tamaño elaborado por la
revista Hotels. Le siguen a la isla caribeña en el listado México,
Brasil y Panamá.

En la edición del 2014, que toma como referencia datos a cierre de 2013,
a Cuba la representan tres grupos hoteleros, dominados por los
militares: Grupo de Turismo Gaviota, Grupo Cubanacan y Grupo Hotelero
Gran Caribe.

Tanto Gaviota como Cubanacán pertenecen al Grupo de Administración
Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA) que tienen
bajo su control las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) Caribe, la
empresa Gaviota, Aero Gaviota, Cubanacán y además Cimex y Habanos.

En el 2012, el país se posicionó en el mismo lugar, al estar
representado en el ranking por estas mismas empresas, añadiéndose ese
año Hoteles Islazul.

De las empresas cubanas, Gaviota fue la única que creció en habitaciones
durante 2013. El Grupo de Turismo Gaviota subió cuatro puestos, ahora
ubicado en el 55 con 51 hoteles y 21.665 habitaciones, mientras que en
el 2013 estaba en el 59 con 52 instalaciones turísticas y 19.214 cuartos.

Las dos restantes, Cubanacán y Gran Caribe, perdieron habitaciones. La
primera, de 15.255 en el 2012 pasó a tener solamente 7.678 en el 2013 y
Gran Caribe de 5.558 a 4.349 habitaciones.

La primera compañía mexicana que alcanza un lugar este año en el ranking
es el Grupo Posadas, en el escaño 70 con 108 hoteles y 18.378
habitaciones. Por Brasil, la cadena BHG se posiciona en el lugar 141,
con 51 establecimientos y 9.125 cuartos. Panamá es el siguiente en la
lista de este año.

Por América Latina se ubican también empresas de Colombia con la
compañía Hoteles Royal. En la lista de los principales 50 hoteles y
marcas comerciales no aparece Cuba. El hotel BestWestern encabeza su
categoría y Wyndham HotelGroup la de las marcas hoteleras.

Source: Militares cubanos poseen las mayores empresas hoteleras de
Latinoamérica -
http://www.martinoticias.com/content/cuba-turismo-gaviota-hoteles-militares-/77520.html

Trabajadores agrícolas, transportistas y pescadores crean un sindicato independiente en Isla de la Juventud

Trabajadores agrícolas, transportistas y pescadores crean un sindicato
independiente en Isla de la Juventud
DDC | Nueva Gerona | 20 Oct 2014 - 1:36 pm.

Es el quinto del territorio. Está afiliado a la Confederación Obrera
Nacional Independiente de Cuba.

Trabajadores agrícolas, transportistas y pescadores que laboran de forma
privada crearon este mes en Isla de la Juventud una nueva sección
sindical afiliada a la opositora Confederación Obrera Nacional
Independiente de Cuba (CONIC).

Según el periodista independiente Lázaro Ricardo Pérez García, se trata
del quinto grupo sindical que funciona en ese territorio fuera del
control de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

La nueva sección estará encabezado por el ingeniero Ramón Salazar
Infante. Se suma a la de herreros, albañiles y soldadores dirigida por
Héctor Pachá García; la de peluqueras y trabajadores dedicados a
actividades comerciales encabezada por Veliris García Gómez, y la de
vendedores ambulantes, carretilleros y gastronómicos que lidera Yuliet
del Pozo Peraza, explicó Pérez García.

La sección sindical independiente restante está formada por periodistas
independientes, añadió.

Source: Trabajadores agrícolas, transportistas y pescadores crean un
sindicato independiente en Isla de la Juventud | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1413804987_10882.html

El exilio ante la prueba decisiva

El exilio ante la prueba decisiva
Al exilio le han pedido su tiempo, sus lágrimas y su dinero, porque esta
es sin duda una época difícil, y ahora ni siquiera le dicen que se eche
a un lado
Alejandro Armengol, Miami | 20/10/2014 12:54 pm

Mientras el exilio en Miami continúa empecinado en la bipolaridad
castrismo-anticastrismo, quienes rechazan el régimen en Cuba han
ampliado sus fronteras, abierto nuevas vías al debate y transformado el
panorama opositor.
Esta transformación ha ocurrido tanto en los terrenos del análisis y la
información como en el alcance y la prontitud de las denuncias. Los
cambios obedecen a diversos factores —algunos originados por el propio
gobierno cubano, otros debido al avance tecnológico y en menor medida
gracias a las reducidas modificaciones de actitud hacia el caso cubano
en Washington—, aunque todos coinciden en un denominador común: la
disminución de la influencia del exilio a la hora de dictar pautas
políticas contra el gobierno de la Isla.
Esta evolución puede resumirse en dos aspectos que se complementan: ha
pasado de factor beligerante a fuente de suministro; de motivo de
preocupación para la Plaza de la Revolución a barraca de visitantes.
También hay dos cuestiones básicas que no deben olvidarse. La primera es
que la disminución en la influencia política no se traduce en un
movimiento contrario, sino en señal de estatismo. En este sentido se ha
sumado a la pasividad reinante en la Isla, donde la actitud de espera
define la situación.
La segunda cuestión —e incluso más importante— es que la transformación
demográfica dentro del exilio, que a diario repite la prensa, no trae
como resultado, de forma automática e instantáneo, un cambio político.
Dicho en otras palabras, el fenómeno de los llamados "nuevos votantes"
aún no se ha demostrado en las urnas y es posible que por persistencia e
incluso —hay que reconocerlo— fervor patriótico, de acuerdo a sus
ideales y concepciones, el denominado "exilio histórico" siga
conservando un determinado peso político por un tiempo. Aquí, igual que
en Cuba, la respuesta final está en manos de la biología.
Como parte de este hecho, nada apunta a que no se mantendrá, dentro del
poder legislativo estadounidense, esa tendencia poderosa que apunta al
mantenimiento de un statu quo donde la confrontación y el enfrentamiento
definen el tablero de juego.
Todo ello lleva a que la actual ofensiva —y no hay que negar tampoco que
se está ante una ofensiva en toda regla— en favor de una reformulación
de la política estadounidense hacia La Habana en realidad no aspira a
lograr un levantamiento del embargo, aunque lo proclame, sino a
conseguir un cambio de actitud, otro enfoque y abordaje del problema
cubano. Para ello, además, cuenta con un tiempo limitado: los dos años
finales de mandato del presidente Barack Obama. El objetivo entonces es
aprovechar una ventana, ni más ni menos.
Si de lo que se trata es de lograr un cambio de actitud, que rehúya la
bipolaridad, el todo o nada —es precisamente en esos términos que fue
dictada la Ley Helms-Burton— y los resultados inmediatos, se requiere
entonces un marco de referencia distinto, no solo en la consecución de
los objetivos, tarea propia de los políticos, sino en el análisis de los
propósitos.
Definiciones y términos
Está en primer lugar el problema de las palabras. Las definiciones y los
términos habituales son cada vez menos aptos para establecer posiciones.
No es un fenómeno que afecta solo a la situación cubana, pero que en
esta ciudad se refleja en dos direcciones, tanto en lo relacionado con
la política nacional (estadounidense) como en todo lo que tiene que ver
con la Isla. Dos patrias tienen algunos: Cuba y Miami.
De esta forma, los términos derecha, izquierda, reaccionario,
revolucionario, progresista y conservador han adquirido nuevos matices,
y en ocasiones su empleo emborrona en lugar de aclarar la discusión.
Para comenzar, tenemos a quienes aquí se llenan la boca para afirmar que
son conservadores. Esto equivaldría a decir que obedecen a un
pensamiento que no se sustenta en un conjunto particular de principios
ideológicos, sino más bien en la desconfianza hacia todas las
ideologías. Pero en la práctica no es así.
En el mejor de los casos, estas personas no necesariamente están a favor
del ancien régime (la dictadura de Batista) y sus iniquidades, ni
tampoco proponen una ideología contrarrevolucionaria, sino que al tiempo
que advierten contra la desestabilización que ha acarreado las políticas
revolucionarias, se declaran a favor de que lo mejor para Cuba hubiera
sido una serie de cambios paulatinos —en muchos casos referidos a las
costumbres y tradiciones, pero también económicos y sociales— que eran
posible alcanzar por otros medios opuestos a la acción política, ya que
ésta terminaría por traer el despotismo.
Ese conservadurismo, que podría llamarse tradicional, es al igual punto
de referencia de la izquierda, también tradicional, a la hora de
identificar al exilio de Miami. Lo que ocurre —y debe repetirse— es que
en realidad tal actitud está casi ausente de esta ciudad.
Lo que con los años ha alcanzado mayor resonancia mediática —en la parte
más vocinglera y visible de la comunidad exiliada— no es el
conservadurismo, sino una actitud ultra reaccionaria.
En muchas ocasiones, en el discurso político y la información
periodística, se asocian los términos conservadores y reaccionarios,
pero no son sinónimos. Mientras que la clásica confrontación entre
liberales[1] y conservadores tiene que ver con los seres humanos y su
relación con la sociedad, la disputa ente revolucionarios y
reaccionarios se refiere a la historia.
Hay dos tipos de reaccionarios, que pueden coincidir en diversos
objetivos, pero difieren fundamentalmente en su actitud hacia el cambio
histórico. Unos añoran el regreso a un estado de perfección que ellos
creen que existía antes de la revolución (la cual puede ser política,
pero también social, económica y cultural). Otros suponen que cualquier
revolución es un hecho que no tiene marcha atrás, pero que la única
respuesta a una transformación tan radical es llevar a cabo otra similar.
Para referirse al segundo grupo, en la actualidad estadounidense no hay
mejor ejemplo que los miembros del Tea Party, unos
contrarrevolucionarios que buscan destruir todas las leyes, principios y
normas que llevaron a la creación de una sociedad con servicios de
seguridad social, asistencia pública y beneficios para los más
necesitados, y volver a la época del capitalismo más salvaje de la
década de 1920, existente antes del establecimiento del New Deal/Fair
Deal de las décadas de 1930 y 1940 y de la puesta en práctica años
después del concepto de la Nueva Frontera/Gran Sociedad de los años 60.
En lo que se refiere a Cuba, en la actualidad es correcto catalogar de
reaccionario al actual mandatario Raúl Castro, cuyas anunciadas reformas
son pocas, superficiales y atrasadas. Pero al mismo tiempo, la parte más
visible del exilio —en lo que respecta a la opinión política— se niega a
adoptar una posición progresista, y ha acogido con beneplácito la
actitud ultraconservadora incendiaria que caracteriza al Tea Party. En
una contradicción política más, estos exiliados adoptan al mismo tiempo
la nostalgia retrógrada y la combatividad de Tea Party. Son
revolucionarios-reaccionarios.
Sin embargo, entre quienes rechazan al régimen en la Isla no está
presente el afán contrarrevolucionario de destruir por completo a la
sociedad existente, ni tampoco la vuelta nostálgica a la Cuba de ayer.
Es por ello que junto con esa ya señalada ofensiva en favor de lograr
una mayor flexibilización del embargo económico —y aquí el objetivo
fundamental es el turismo estadounidense— ya desde antes La Habana
estaba enfrascada también en otra.
Dos ofensivas
Esta segunda ofensiva no la lleva a cabo contra los residentes de la
Isla; no pretende intervenir nada ni nacionalizar negocio alguno; nada
tiene que ver con piruetas ideológicas anteriores, como la construcción
paralela de socialismo y comunismo; tampoco está interesado, en este
caso, en perseguir la bolsa negra y el contrabando. No, lo que quienes
mandan en la Plaza de la Revolución quieren es anular el exilio
moderado, convertirlo en corderito amaestrado y restarle independencia.
Dos factores explican este intento. Uno es que La Habana se siente
cómoda con la bipolaridad política que hasta ahora ha definido al
exilio. Otra es el fracaso de Raúl Castro como proveedor de alimentos y
en general de bienes de consumo para la población.
Si a esto se une la incertidumbre sobre el futuro del suministro de
petróleo venezolano, es lógico que los ojos del gobernante cubano se
vuelvan hacia el norte, Estados Unidos y el exilio de Miami, en busca de
fondos para la supervivencia.
En este sentido es también claro el tan comentado editorial de The New
York Times, que en última instancia encuentra su justificación mayor en
evitar una situación de caos y violencia a 90 millas de las costas de EEUU.
El problema es que el régimen castrista decepciona a diario.
No a los exiliados.
Exilio y supervivencia
Quien se marchó de Cuba —más o menos voluntariamente— trajo la decepción
con su salida. Sin embargo, para los que optaron permanecer en la Isla,
o se han visto obligados a ello, no hay la más remota esperanza de mejoría.
En la actualidad, la ideología del régimen cubano se limita a la
supervivencia. Y es precisamente a esta ideología —a la que se sacrifica
todo no por una cuestión de pureza sino de mando— a la que La Habana
apela para intentar dictar pautas sobre el exilio. No sobre el exilio
histórico, que por regla general ya no tiene familiares en la Isla, sino
sobre quienes han llegado en las dos últimas décadas. A cambio no está
dispuesto a concesiones o cambios, sino a lanzar migajas.
Por supuesto que el esfuerzo ahora no es convertir a los exiliados
moderados en marxistas, comunistas o socialistas —esto quedó atrás y
nunca tuvo mucho sentido en Cuba— sino en nacionalistas. La definición
nacionalista que La Habana aplica en este caso cumple un uso operativo:
subordinación a los dictados de un régimen del que se ha escapado al
llegar al exilio.
En primer lugar hay una farsa legal. Si la actual constitución cubana,
en lo cual sigue las pautas de la Constitución de 1940, no admite la
doble ciudadanía ―y fundamenta que una vez que un cubano adopta una
ciudadanía extranjera pierde automáticamente la cubana―, carece de
sentido jurídico que al mismo tiempo se exija a los que se han
nacionalizado estadounidenses, pero nacieron en Cuba, que tengan que
entrar a la Isla con un pasaporte cubano.
En segundo una mezquindad política. La no satisfacción con la forma de
proceder de un sector del exilio, con algunas de las normas existentes
en el trato del gobierno norteamericano hacia la Isla, o con la
actuación de los congresistas cubanoamericanos, implica necesariamente
el convertirse en coro o cotorra a favor de la libertad de "Los Cincos".
El gobierno cubano no solo ignora la independencia política, sino la
desprecia. No está dispuesto a un diálogo serio y abierto con quienes
viven en el exterior. Se limita a reuniones ocasionales, con mucha
publicidad y pocos resultados.
Sin el exilio
Así que en los términos en que se plantea actualmente toda la discusión
sobre un reordenamiento de la política estadounidense hacia La Habana,
el exilio —y especialmente el exilio de Miami— queda eliminado por
partida doble o triple.
Está eliminado porque en los términos en que aún se define el sector con
mayor poder político y económico marchan a la zaga del momento actual. Y
por ello es que es posible el intento de circunvalación en su contra que
se lleva a cabo, para así dejarlo a un lado. No estamos ante un
enfrentamiento sino ante una exclusión.
Queda a un lado porque lo que sería su definición mejor, como un núcleo
orgánico y realmente conservador en sus fundamentos siempre ha eludido
esa naturaleza, aunque a veces la proclamara, y siempre ha preferido
suscribirse a patrones que le resultan dañinos a sus objetivos, desde el
declarase verdaderos revolucionarios hasta identificarse con las fuerzas
más reaccionarias.
Ha sido desestimado por la incapacidad del sector más moderado a la hora
de establecer una posición independiente, equidistante tanto de
Washington como de La Habana, e incapaz de imponerse en asuntos
concretos y cotidianos.
Para una ciudad donde a veces el clima político alcanza una intensidad
fuera de lo normal, en que puede resultar difícil permanecer ajeno, el
futuro puede deparar una gran frustración para muchos o algunos. Pero no
para todos. Más bien caer de bruces en la realidad. Aunque nadie sabe.
¿Y si Fidel Castro muere esta noche? Creer en ello puede resultar un
buen antídoto ante el desvelo. No se lo recomiendo.
[1] El término liberal está empleado en este artículo en su acepción
clásica de doctrina política y económica, tal y como fue planteada por
John Stuart Mill y se usa en Europa; definió las luchas políticas en
buena parte de los siglos XIX y XX en Latinoamérica; así como
caracterizó en buena medida la contienda política en Cuba durante la
primera mitad del siglo XX. No tiene que ver con esa especie de nombrete
que gustan repetir en la radio de Miami, y en general en la prensa
republicana, donde liberal es sinónimo de socialdemócrata, fabiano,
comunista o el mismo diablo.

Source: El exilio ante la prueba decisiva - Artículos - Opinión - Cuba
Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/el-exilio-ante-la-prueba-decisiva-320584

Es el embargo de EE.UU. contra Cuba una política fracasada?

¿Es el embargo de EE.UU. contra Cuba una política fracasada?
Will Grant
BBC Mundo, La Habana
19 octubre 2014

El 19 de octubre de 1960, menos de dos años después de la entrada
triunfal de Fidel Castro a La Habana, Estados Unidos anunció la
imposición de un embargo económico contra Cuba.
La medida ha estado en efecto desde entonces.
Entre las legislaciones que amparan la medida se encuentra el Acta de
Comercio con el Enemigo de 1917, así como la inclusión de Cuba por el
Departamento de Estado de EE.UU. en su lista de estados que promueven el
terrorismo, al lado de Siria, Irán y Sudán.
En la antesala del 54° aniversario, surgen nuevas interrogantes sobre el
ya largo intento de Washington para forzar al gobierno castrista del
poder y su efectividad.
"Fracaso total"
En una reciente columna editorial, el diario estadounidense The New York
Times instó al levantamiento del embargo. El matutino delineó una serie
de maneras en las que el bloqueo económico ha resultado contraproducente
para los intereses tanto de EE.UU. como del golpeado pueblo cubano.

"A lo largo de las décadas, ha quedado claro para muchos legisladores
estadounidenses que el embargo ha sido un fracaso total", leía el editorial.
El embargo no puede levantarse sin el apoyo del Congreso, pero el
periódico arguyó que es mucho lo que el presidente Obama puede hacer de
manera unilateral, desde retirar a Cuba de la lista de estados
promotores del terrorismo hasta eliminar las restricciones a las remesas.
Obama podría aprovechar esta oportunidad para acabar con una larga era
de enemistad y ayudar a una población que ha sufrido muchísimo
Michael Shifter, director de Diálogo Interamericano en Washington

El editorial ciertamente llamó la atención de Fidel Castro, quien
escribió su propio artículo en el diario oficialista, Granma, citando
ampliamente a The New York Times.
"Pienso que (la columna del New York Times) hizo una evaluación sólida,
formuló un caso convincente", expresó Michael Shifter, director de
Diálogo Interamericano, un centro de análisis en Washington D.C.
Estancamiento
"El embargo fue un producto de la Guerra Fría y un momento muy intenso
en la Guerra Fría. No estoy seguro que aún en ese entonces tuviera
sentido, pero definitivamente no tiene sentido hoy día. Es anacrónico".

"Su doble moral e hipocresía son tan evidentes, como que EE.UU. tiene
estrechas relaciones diplomáticas y comerciales con varios países que
son mucho más autoritarios que Cuba".
.
No obstante, Shifter no espera que el embargo sea levantado muy pronto.
"Hay unos legisladores de origen cubano muy poderosos en el Congreso que
pueden hacer las cosas muy difíciles para el gobierno en un momento en
el que necesita todo el apoyo que pueda obtener".
"No creo que este sea un tema que ocupe mucho tiempo a los niveles más
altos, especialmente con todo lo demás que está ocurriendo en el mundo".
La mayoría de cubanos comunes y corrientes, sin embargo, están cansados
del estancamiento político.
"Es injusto", dijo el electricista Juan Carlos, mientras espera en una
larga cola frente a un banco del estado en el centro de La Habana. "Han
condenado a toda la población, no importa cuál postura política tenga.
No nos merecemos esto. Es obsoleto".
Ese punto de vista encontró eco en la siguiente persona en la fila: "¡Ya
basta!", expresó un jubilado llamado Orlando García. "Tantos años de
esto. Todo en la vida debe tener un principio y un fin. Espero que
estemos llegando al final de esto".
Críticas
Naturalmente, el llamado al cambio de The New York Times también recibió
fuertes críticas, particularmente de parte de cubanoestadounidenses que
escriben en internet y Twitter.

Mucha de la crítica se concentró en el hecho que, al mismo tiempo,
comenta que el embargo "ha forzado a Cuba a adoptar reformas" mientras
que también describe el embargo como un "fracaso total".
No pueden ser ambas cosas a la vez, dicen los críticos, logrando su
objetivo declarado de forzar el cambio y también un fracaso.

Además, muchos sostienen que las relativamente recientes reformas
económicas no justifican las pasadas cinco décadas y media de
restricciones en Cuba.
El gobierno cubano acaba de entregar su más reciente informe sobre los
efectos del embargo o "bloqueo", como lo llaman, en la sede de una
escuela para niños con dificultades de aprendizaje.
La inferencia fue clara: estos son los tipos de lugares que sufren por
la política de Washington hacia Cuba.
Más efectos
Pero el analista Michael Shifter cree que los efectos pueden ser
interpretados de otra manera. El embargo le ha presentado al gobierno
castrista lo que llama "la justificación lógica para comportarse como lo
hace".

"El embargo ha sido un regalo para Fidel y el régimen", aseguró.
De cualquier manera, el impacto económico ha sido, sin duda, enorme. El
gobierno cubano dice que el costo de éste para la economía de la isla ha
sido astronómico, de unos US$117.000 millones.
No es sólo en el ámbito económico donde se siente el embargo.

"Una relación distante con EE.UU. siempre va a ser difícil para
cualquier país pero es particularmente dura para una nación como Cuba",
señaló a la BBC el destacado escritor Leonardo Padura, en La Habana.
"Por ejemplo, durante la administración de Bush, los programas de
intercambio cultural prácticamente desaparecieron".
Durante estos años, la Asamblea General de Naciones Unidas ha votado 22
veces en torno al embargo y siempre los estados miembros han estado
abrumadoramente a favor de su levantamiento. En general, sólo EE.UU. e
Israel se han opuesto a la propuesta.
Este mes, la ONU realizará la encuesta número 23. Hay poco que sugiera
un resultado diferente.
Quedará en manos del gobierno de Obama decidir si relegar a los libros
de historia el embargo comercial más duradero de los tiempos modernos.

Source: ¿Es el embargo de EE.UU. contra Cuba una política fracasada? -
BBC Mundo -
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/10/141018_cuba_eeuu_embargo_aniversario_wbm

Cuba gets fishery management advice in Provincetown

Cuba gets fishery management advice in Provincetown
By Doug Fraser
dfraser@capecodonline.com
October 20, 2014

PROVINCETOWN — It might seem odd: Cuban fisheries managers and
scientists seated around a table in this fabled but faded Cape Cod
fishing port, sharing their stories of managing crocodiles, manatees and
reef fish while trying to absorb the successes and failures of the New
England fisheries.

But, as Elisa Garcia, Cuba's director of fishing regulations and science
put it, there is universality to the problems nations encounter in
managing fish stocks.

"We all gain from the exchange and the experience of my colleagues from
the United States," Garcia said through a translator during a break in a
conference last week featuring fisheries experts from Cuba, the United
States and Mexico, at the Center for Coastal Studies. "We are talking
about different places and species but the problems are similar," she added.

The Environmental Defense Fund, a national and international
environmental advocacy organization, sponsored the Provincetown
conference as one of five meetings with international fishery experts
they hold each year that are intended to address issues in Cuban
fisheries management, where the EDF has been working for almost 15
years. The United States, Mexico and Cuba have been working together,
both through official and unofficial channels, on Gulf of Mexico
fisheries issues and sustainable fishing practices.

EDF staffers believe the New England experience, both positive and
negative, could be valuable for the Cubans. As lifting the 54-year-old
U.S. embargo of Cuba is hotly debated, and some say imminent,
Provincetown is an example of how the pressure from tourism and
development can affect fishing's shoreside facilities such as piers,
supply shops and processing plants.

"We learn from each country, even if the fishery is different," said
Stuart Fulton, an oceanographer from Great Britain, working on marine
conservation with a Mexican environmental organization.

Most of the rest of the Caribbean islands' ecosystems have been
devastated by development, but the U.S. embargo has helped to insulate
Cuba, the region's largest island, said Les Kaufman, a Boston University
biology professor and specialist in marine biodiversity.

"Cuba is the jewel of the Caribbean," he said.

Still, the participants at the Provincetown conference were well aware
that they only have a finite period to protect what they have before it
is sorely tested when the embargo is eventually lifted, Kaufman said.
"As soon as the embargo is lifted, this wonderful opportunity to get it
right will be rolled over like a steamroller."

While Kaufman described some Cuban fishery management as
forward-thinking, such as linking land conservation with marine
protected areas, other experts said sustainability is still an issue.

"They are playing catch-up in terms of fishery management," said Daniel
Whittle, EDF's director of their Cuban program.

The Cuban lobster fishery is the major revenue producer, similar to New
England where lobster vies with scallops here for the No. 1 spot. But,
unlike in New England, home to the longest continuously running survey
of fish species in the world, Cuba knows very little about its other
fish populations, Whittle said.

Garcia said her contingent was primarily interested in learning how to
manage their extensive network of marine protected areas. While on paper
they protect 25 percent of their marine waters — 17 percent are
completely protected from fishing and other activities — Cuba has
problems enforcing those bans, Whittle said.

And, Cuban officials don't know if they are protecting the right areas,
although EDF is trying to help them to use information from fishermen on
catches and do some catch sampling to help identify how vulnerable each
species is and where it is being caught.

Meanwhile, New England's closed areas are, in part, protected by
requiring nearly all fishing vessels to have satellite tracking devices
on board. With 8,000 private fishing craft and 749 in fleets affiliated
with the government, the Cubans are interested in protections that come
from fishermen themselves. They heard how New England developed its
fishing cooperative system in 2010, when fishermen formed groups that
then developed a plan to sustainably manage the amount of quota
allocated to each membership.

Catherine O'Keefe, a researcher with the University of Massachusetts
School of Marine Science and Technology, demonstrated how fishermen and
other stakeholders could contribute to managing a fishery by using
available real-time data such as water temperature, or catch reports, to
avoid hot spots with negative consequences to the environment or a
particularly depleted species.

"It can be no-tech," O'Keefe told the conference. "The idea is
communicating information. Boat-to-boat. Captain-to-captain."

Follow Doug Fraser on Twitter: @dougfrasercct.

Source: Cuba gets fishery management advice in Provincetown |
CapeCodOnline.com -
http://www.capecodonline.com/apps/pbcs.dll/article?AID=/20141020/NEWS/410190324

Se cumplió la cuota

Se cumplió la cuota
[20-10-2014 04:30:32]
Judith Muñiz Peraza
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Mitigando el calor con el granizado. Foto: Cortesía de la autora.
(www.miscelaneasdecuba.net).- Uno de los problemas más serios que hay
con los trabajadores por cuenta propia, lo tienen los carretilleros o
cualquier otro tipo de trabajador ambulante.
Y es que según está establecido, ellos no pueden estacionarse en algún
lugar fijo, tienen que estar moviéndose constantemente, porque sino, son
objeto de multas por parte de los inspectores.

Ese fue el caso reciente de un joven que vendía granizado (en algunos
países se conoce como rayado). Estaba ubicado en la calle San Juan
Bosco, esquina A, Independencia Oeste, en el municipio de Guanabacoa y
fue multado por inspectores que allí se presentaron y le dijeron que no
podía detenerse en la calle.

El vendedor –en un claro estado de indignación- preguntó que si no se
detenía cómo podía vender el producto y alegó a los inspectores que no
pagaría esa multa, porque consideraba que era una injusticia lo que
ellos cometían, porque él no había incurrido en alguna indisciplina
laboral ni tampoco había violado alguna regla para que se le impusiera
dicha multa.

Sin embargo un poco más hacía delante a unos dos o tres metros de
distancia solamente en la calle posterior, dos competidores estaban
parados y los inspectores no los molestaron. Al parecer ya habían
cumplido la cuota de multas con el joven indignado.

La Habana, 16 de octubre de 2014.

Source: Se cumplió la cuota - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/544473c83a682e1870a8130c#.VETg0PmUdHE

domingo, 19 de octubre de 2014

Los alimentos en cuerpo presente

Los alimentos en cuerpo presente
octubre 16, 2014 6:47 pm·

Cuba actualidad, Jaimanitas, La Habana, (PD) En Cuba la alimentación ha
cambiado mucho, me cuenta una señora entrada en años que me exige con
toda razón no destacar su nombre, y que por mucho tiempo trabajó como
profesora en la Universidad de La Habana, en la cátedra de Biología.

Asegura dicha señora que cuenta con razones suficientes para criticar el
actual sistema de salud.

Antes de que la dirección del gobierno y el Partido Comunista le
concediera a regañadientes su retiro, la habían instalado en un Centro
Experimental de Producción de Alimentos, donde se fundaron varios
laboratorios de análisis de suministros alternativos. Su trabajo
específico era "esquematizar las propuestas nutricionales de los
productos que se comercializarían en las tiendas de divisas".

La señora reveló a este cronista estar sumamente disgustada con el
enfoque observado por la administración a su propuesta, sobre "la
diversificación nutricional indispensable para mantener las funciones
orgánicas de manera estable", y mucho menos, con el economicismo y falta
de ética en que disfrazaron su tesis. Dice que se están violando muchas
normas técnicas, en muchos surtidos alimentarios que ella alertó a su
debido tiempo.

Confiesa que las pastillitas de caldos concentrados y los sazonadores
denominados eufemísticamente ¨completos¨, están muy lejos de sustituir
al ajo, la cebolla y el ají. Además, los infestos nítricos están
sobresaturados, por el exceso de saborizadores y colorantes que le
añaden a estos ¨inventos¨.

El tomate natural da un gusto único, dice, y el que venden concentrado
en cajas de cartón, dista mucho del vegetal en ¨cuerpo presente¨, porque
sus propiedades nutritivas caen al piso en el proceso de elaboración,
embalaje y almacenamiento.

La nutrióloga se refiere también a los vegetales en polvo, a los
encurtidos y a otras propuestas que se expenden en las tiendas de
divisas, que la gente debe comprar debido a la escasez.

Cuando le insistí que me hablara sobre el pescado, las carnes y los
mariscos, especificó tajantemente que eso jamás puede sustituirse por
otra cosa.

"El animal ¨en cuerpo presente¨ y no en extracto es la única garantía de
una buena nutrición y un balance energético satisfactorio", aseguró.

Fue persistente al referirse a la inexactitud de cualquier control
estadístico sobre la alimentación en la isla. Confesó que es muy difícil
ser nutricionista hoy en Cuba. Peor aún, encargarse de profetizar
niveles de producción y estimados de calorías por habitantes.

–Actualmente la gente en Cuba está saturada de sazonadores sintéticos y
pastillitas. Hace tiempo que no recuerdan lo que es un carnero vivo, y
muchos menos una vaca –sentenció.

Para Cuba actualidad: frankcorrea4@gmail.com

Source: Los alimentos en cuerpo presente | Primavera Digital -
http://primaveradigital.net/los-alimentos-en-cuerpo-presente/

Cuba - los negocios clandestinos no mueren

Cuba: los negocios clandestinos no mueren
Cuando usted recorre una boutique del hotel Habana Libre, en el corazón
del Vedado, o el centro comercial Comodoro, en el barrio de Miramar,
mueve la cabeza al mirar los precios descaradamente abusivos.
Iván García Quintero
octubre 19, 2014

Ha pasado un año desde que Manuela tuvo que cerrar su negocio de cine 3D
tras el decreto del Gobierno prohibiendo la exhibición de filmes con la
nueva tecnología.

Ya no se anuncia con un cartel lumínico en el garaje de su casa.
Discretamente ha pasado a la clandestinidad. "No tengo la clientela que
tenía antes, pero sigo operando. Los usuarios, por lo general niños y
jóvenes, me llaman y contratan el servicio. Tengo tandas de hasta 12
personas. Cobro igual, un peso convertible por filme y un peso
convertible por un refresco de cola y un tazón con rositas de maíz", apuntó.

En Cuba no hay nada más parecido a un atraco que las tiendas estatales
en moneda dura.
Daniel también mantiene activa su sala 3D los fines de semanas. "Tengo
que recuperar los 3.000 dólares que invertí en una pantalla plana de 70
pulgadas en 3D, dos equipos de climatización y la adaptación de una
habitación para cine". En el otoño de 2013, el régimen de Raúl Castro
prohibió los cines 3D y las ventas de ropa al detalle. Medidas
tremendamente impopulares.

En las esquinas, las colas o en viejos taxis, la gente discrepaba de
esas medidas. En el caso de la ropa, tenía un marcado carácter
monopolista. Los negocios privados de prendas de vestir crearon un gran
número de compradores, gracias al buen trato, mejor calidad, precios y
condiciones de pago. En Cuba no hay nada más parecido a un atraco que
las tiendas estatales en moneda dura.

Venden con sobrecargos que flotan entre el 240 y 450%. Además de
impuestos abusivos, un porcentaje alto de la mercancía es de pésima
factura. En los centros comerciales de La Habana aun se venden antiguos
televisores de pantalla plana de 32 pulgadas en 700 cuc, unos 800
dólares. También hay lavadoras automáticas chinas en más de 500 y en 900
dólares y refrigeradores sudcoreanos fabricados en 2009.

Los compradores no tienen otra opción. A ello hay que sumarle la poca
profesionalidad y mal trato de los dependientes. Según Erasmo, jefe de
un almacén, algunos equipos son obsoletos y su venta comercial es de
poco movimiento.

"En nuestros almacenes hay electrodomésticos que llevan años sin
venderse, entre ellos televisores chinos ATEC ensamblados en Cuba, con
tecnología de hace 30 años, que se venden a 270 cuc y lo lógico sería
que se oferten a precios de costo. Resulta nada rentable que equipos
viejos ocupen tanto espacio en un almacén. Pero el concepto de buen
negocio es una asignatura desaprobada por el Gobierno", indicó.

Cuando usted recorre una boutique del hotel Habana Libre, en el corazón
del Vedado, o el centro comercial Comodoro, en el barrio de Miramar,
mueve la cabeza de un lado a otro al mirar los precios descaradamente
abusivos.

En esas tiendas, un jean y un par de tenis pueden costar el salario
anual de un médico o un ingeniero. Esos precios absurdos obligan al
cubano de a pie a recurrir a tipos como Norberto, que ofrece una amplia
variedad de ropa, calzado, perfumería y jabones de las marcas Palmolive
y Camay, las más consumidas en la isla antes de 1959. Según Yoana,
oficinista, "puedes pagar hasta en tres o cuatro plazos, de acuerdo con
el costo de artículo y además te lo llevan a tu casa".

En La Habana han ido aumentando las personas dedicadas a vender
mercaderías por debajo de la mesa, sin pagar un centavo al fisco. Noel,
economista, consideró que "es una estupidez del Estado no legalizar esas
actividades. Vuelven a tropezar con la misma piedra. Cinco años atrás,
vender una casa o un auto era ilegal, pero la gente lo hacía por la
izquierda".

En su opinión, las ventas y servicios privados no se frenan con
prohibiciones, por el contrario, deben regularse. "Pero ocurre que los
comercios estatales no pueden competir en calidad y precio con los
particulares. Por eso recurren a la guillotina fiscal y al cierre de
negocios", subrayó. No son las únicas ventas clandestinas. También se
vende queso, yogurt, leche, pescado, mariscos y carne de res, robados a
empresas del Estado.

A pesar de las rigurosas normas aduaneras vigentes desde el pasado 1ro.
de septiembre, continúa la venta de pacotilla, artículos de aseo,
teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores y electrodomésticos, con
facilidades de pago. Casi todo procede de Quito, Panamá o Miami.

Y aunque el lumínico de colores verdes y rojo anunciando el cine 3D ya
no está en la puerta del garaje de Manuela, si se llama con antelación,
se puede reservar una tanda dominical con la familia. Ver filmes en 3D,
en una sala climatizada, tomando refresco y comiendo rositas de maíz, a
muchos cubanos les gusta. Incluso si lo prohíbe la ley.

Publicado en Diario Las Américas el 18 de octubre del 2014.

Source: Cuba: los negocios clandestinos no mueren -
http://www.martinoticias.com/content/cuba-negocios-clandestinos-prohibicion-oficial-/77448.html

Una Cuba desconocida en la “era de los cambios”

Una Cuba desconocida en la "era de los cambios"
MIRIAM CELAYA, New York | Octubre 19, 2014

De no ser porque las intervenciones son en inglés, por la disciplina en
el cumplimiento de los horarios, por la coordinación y cuidado de cada
detalle y por la calidad del servicio, podría parecer que la conferencia
Covering Cuba in an Era of Change, en la que participo como invitada,
transcurre en un espacio oficial de la Isla.

Sin embargo, todo discurre en Columbia Journalism School, New York,
aunque en ocasiones paneles y panelistas parecieran seguir un guión
destinado a complacer incluso al comisario castrista más exigente, no
por haberse centrado los temas en el levantamiento del Embargo –y no
precisamente en la cobertura de prensa en una Cuba de cambios en la que,
no obstante, seguimos sufriendo una escandalosa ausencia de libertades–
sino por la urdimbre combinada de fantasías y verdades a medias con las
que se pretende fundamentar la inutilidad de la política estadounidense
hacia el gobierno cubano.

No hay dudas de la necesidad de implementar nuevas políticas para mover
el actual estancamiento de las relaciones Cuba-EE.UU, pero es erróneo
calificar como nulo el efecto del Embargo sobre el gobierno cubano, como
también constituye una ingenuidad –por llamarlo de una manera delicada–
la tesis de que "es el pretexto que permite a los Castro reprimir a los
disidentes".

Si en verdad el Embargo resulta inocuo, ¿cómo explicar las reiteradas
denuncias de la cúpula, calificándolo de "política criminal", en
particular después de la caída del llamado socialista real europeo
cuando finalizaron los gigantescos subsidios que permitieron la
implementación de los programas sociales que todavía hoy nutren la
leyenda "Castro" casi en todos los foros?

Mientras prevalezca la imagen de "la bondadosa dictadura" que
universalizó la salud y la educación "para el pueblo" (...) los cubanos
seguiremos lamentablemente jodidos
Pero no será reforzando viejos mitos como mejorará la vida de los
cubanos. Mientras prevalezca la imagen de "la bondadosa dictadura" que
universalizó la salud y la educación "para el pueblo", olvidando que el
costo fue nuestra libertad; mientras exista esta extraña fascinación por
Fidel Castro, el hacedor de la más larga dictadura del mundo occidental;
mientras se incurra en el vicio de aludir a los que se consideran
adversarios sin darles participación en el debate, o sencillamente
algunos cabilderos, quizás demasiado sensibles, abandonen la sala cuando
alguien –con la autoridad moral que le confiere el hecho de ser cubana y
vivir en Cuba– se atreve a develar verdades que no quieren escuchar;
mientras la voz de quienes sufren realmente las mareas y reflujos de las
políticas estén ausentes, no importará si existe o no un Embargo. Los
cubanos seguiremos lamentablemente jodidos.

Por estos días he estado asistiendo, perpleja, al debate de muchos
ponentes que creen saber, quizás con la mejor voluntad del mundo, cuál
es la realidad cubana y qué es lo mejor para nosotros. He escuchado esa
vieja versión de la Historia de Cuba en virtud de la cual Fidel Castro
es heredero del pensamiento martiano y continuador de la lucha por la
independencia. He escuchado numerosos elogios sobre los fabulosos logros
del sistema cubano en materia de ecología, servicios sociales y hasta
económicos. He descubierto la Cuba que quieren mostrar los que mueven la
opinión pública en este país.

Lo grandes ausentes siguen siendo los cubanos, no solo los de Miami –que
aquí genéricamente incluyen en un gran saco, como si apenas fuesen
números para engrosar estadísticas y rellenar encuestas, y que dicen son
iguales a los haitianos que huyen de su país por cuestiones meramente
económicas–, sino también los miles que siguen emigrando de manera
constante y creciente por cualquier vía, y los millones condenados a
arrastrar una vida de pobreza y desesperanza en nuestra Isla. Pero el
vacío más elocuente, salvo por mi excepcional presencia aquí, es el de
los periodistas y blogueros independientes que sí cubren el día a día
desde lo profundo de la Isla. Otra vez ha prevalecido la mirada
edulcorada del extranjero.

Privilegio de los poderosos, los medios y los políticos, para los cuales
Cuba no es más que una isla exótica y bella, por mucho tiempo gobernada
por un genio –quizás un pelín déspota, pero que habrá de morir algún
día– y sustituido en orden dinástico por su hermano. Una isla habitada
por el pueblo más risueño y feliz del mundo.

Source: Una Cuba desconocida en la "era de los cambios" -
http://www.14ymedio.com/opinion/Cuba-desconocida-era-cambios-universidad-columbia-new-york_0_1654634521.html

Fin del embargo a Cuba?

¿Fin del embargo a Cuba?
Marcos José Miranda Burgos
Domingo, 19 de octubre, 2014

El día 11 de octubre del presente año, el comité editorial del New York
Times público un artículo titulado "Tiempo de Acabar el Embargo de
Cuba"; escrito que ha generado diversos comentarios y opiniones en el
ámbito internacional, pues consideran que si Barack Obama da un giro de
política con respecto a Cuba, esto podría representar un gran triunfo
para su gobierno.

Inclusive el expresidente Fidel Castro señaló que "el artículo del NY
Times está escrito... con gran habilidad, buscando el mayor beneficio
para la política norteamericana en la compleja situación, cuando los
problemas políticos, económicos, financieros y comerciales se acrecientan".

En mi columna del 25 de junio de 2014 expuse cómo, desde el año 2011, se
han implementado reformas económicas en Cuba a fin de impulsar el
comercio y el sector privado dentro del sistema económico "aislado" que
prevalece en el país insular. A mi criterio los cambios propuestos no
han tenido éxito por falta de libertades políticas y civiles, y esto
tiene una clara explicación: no se pueden hacer verdaderas
transformaciones si no existe una comprensión integral de un proceso de
reforma, que debería incluir cambios sustanciales tanto en lo económico
como en lo político, caso contrario sería como ver a una persona que
siempre va a cojear por haber sido curada de una pierna y no de la otra.

Para Cuba, un cambio de política abriría un mayor intercambio con el
mundo exterior, permitiendo el cumplimiento de los pactos
internacionales de derechos económicos, sociales y culturales y del
referente a los Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas,
recientemente firmados por la isla. Facultaría, además, a la enmienda de
normas locales referentes al comercio a fin de gozar efectivamente de
las nuevas relaciones bilaterales con su vecino del norte.

Por el lado de los Estados Unidos, es claro que hay un cambio en la
opinión pública norteamericana que favorece a una relación de mayor
envolvimiento y apertura hacia Cuba, seguramente por la importante
presencia latina en dicho país. Influyentes políticos, republicanos y
demócratas, son partidarios de levantar el embargo, dando así carta
abierta a Obama de dejar un valioso legado en su gestión.

En el contexto político, el presidente Obama ya tomó pasos
significativos para con los cubanos, como lo son los programas de viajes
familiares y envío de remesas. Ha dejado claro que la política
estadounidense de los últimos 50 años no ha apoyado a que el pueblo
cubano tenga el derecho de determinar su propio destino, sino que se han
hundido en el pasado.

Pero el presidente no lo tiene tan fácil. Las sanciones económicas a
Cuba forman parte de la ley estadounidense y para levantarlas se
requiere la actuación del Congreso. Obama ha requerido mucho tiempo para
encontrar mayoría en la Cámara de Representantes y de al menos 60
senadores que estén a su favor en otros asuntos previos, entonces hay
límites a lo que puede hacer. ¿Es el momento para que Obama siga
buscando políticas que apoyen o avancen en la iniciativa de levantar el
embargo?

Es indiscutible que nos encontramos en una situación en la cual parece
que hay interés de ambas partes de llegar a un acuerdo y eso es bueno
para la región. Tal vez una buena instancia para negociar y tener
conversaciones podría ser la Cumbre de las Américas, que será en Panamá
en el año 2015.

No se pueden hacer verdaderas transformaciones si no existe una
comprensión integral de un proceso de reforma, que debería incluir
cambios sustanciales tanto en lo económico como en lo político.

Source: ¿Fin del embargo a Cuba? - Columnistas - Opinión | El Universo -
http://www.eluniverso.com/opinion/2014/10/19/nota/4116936/fin-embargo-cuba?src=menu

Un negocio cubano busca el estilo de Starbucks

Un negocio cubano busca el estilo de Starbucks
Los empresarios de Avansys serían de los primeros en Cuba en poner a
disposición de sus clientes un servicio de wi-fi gratis, que si bien no
les conecta a Internet, porque ETECSA no les autoriza este servicio, sí
les permite acceder a una red social.
Lizandra Díaz Blanco
octubre 16, 2014

La ilusión de conectarse a Internet atrae a decenas de jóvenes cubanos a
las fiestas de Mundo Avansys, una empresa creada por dos jóvenes
habaneros que han combinado un taller tecnológico con servicios de wi-fi
y cafetería.

Cerca de la Catedral de La Habana, a una cuadra del Hotel Florida, en
O'Reilly 215 quienquiera que desee reparar su celular o laptop o
incluirle las apps offline de moda, puede dejar su dispositivo en el
taller e irse al segundo piso a disfrutar de tragos y tapas.

Mundo Avansys es una empresa en constante evolución, creada por Vianny
Cardoso y Dione Ramos. Empezó como un taller de servicios tecnológicos,
luego se le sumó una cafetería y ahora pueden llevar el servicio de
wi-fi gratis a una fiesta donde sus clientes prefieran.

"Creamos en un inicio el taller y para que los clientes que están
recibiendo el servicio no estén sin recibir una atención, creamos el bar
y a eso le incorporamos posteriormente el servicio de wi-fi", dijo el
empresario.

Los empresarios de Avansys serían de los primeros en Cuba en poner a
disposición de sus clientes un servicio de wi-fi gratis, al estilo de
negocios como McDonalds o Starbucks.

Si bien no les conecta a Internet, porque la Empresa Cubana de
Telecomunicaciones no les autoriza este servicio, sí les permite acceder
a una red social: Mundo Avansys, instalada en una nube en la pueden
postear fotos, chatear, descargar aplicaciones o escuchar música.

Al ver la aceptación de la conexión inalámbrica a esta intranet, las
fiestas con conectividad fueron solo el siguiente paso lógico.
Comenzaron en su propio local de La Habana Vieja, pero ya se mueven
adonde prefieran quienes les contratan: los proyectos audiovisuales PMM
y Farao, entre otros.

En estas fiestas se proyecta la red social en una pantalla gigante a la
que todos pueden unirse desde sus celulares para "dirigir la fiesta",
explica Diane Alberto. "Ellos son los que le piden al DJ la música que
quieren escuchar por mayoría de votos".

Además, pueden postear fotos tomadas en el momento y "tenemos un chat
privado para si quieres comunicarte con la persona que te interesa no
tenga que verlo todo el mundo en pantalla", aclara Cardoso.

Cada parte de Avansys funciona como un negocio independiente, pero uno
se alimenta del otro. Hasta ahora, las licencias de taller de
reparaciones y cafetería han sido suficientes, pero planean adquirir
pronto la de proyecto audiovisual para sus fiestas con wi-fi.

Los dueños de Avansys, han entrado al incipiente sector privado en Cuba
con grandes sueños: "La idea es una línea de negocios encaminada a poner
todos estos negocios bajo el mismo sello Avansys", dijo Cardoso.

La mayoría de quienes conforman Avansys son graduados universitarios que
han decidido unir sus talentos como diseñadores, ingenieros y programadores.

Para los fundadores de Avansys el próximo paso es poner en línea su red
social, para que toda la actividad de sus fiestas tenga una presencia
real en la Internet. Además, el jueves 23 de octubre estrenan un espacio
propio en la Sala Atril, del Teatro Carlos Marx.

"Nosotros nos consideramos un mundo aparte: (…) Mundo Avansys, que es
mucho más que una wi-fi, mucho más que un taller y mucho más que un bar;
es toda una línea de negocios encaminada a una forma de pensar, de
actuar, de desarrollarse", dice el emprendedor.

Source: Un negocio cubano busca el estilo de Starbucks -
http://www.martinoticias.com/content/mundo-avansys-un-negocio-al-estilo-mcdonalds-o-starbucks/77201.html

Respuesta a la editorial del New York Times

Respuesta a la editorial del New York Times
octubre 17, 2014
"Poner fin al embargo estadounidense contra Cuba"
Por Clive Rudd Fernández

HAVANA TIMES — Me sorprendí al leer el editorial del New York Times del
11 de octubre de 2014, no por el asunto tratado, sino por los argumentos
pobres y poco convincentes presentados. Cubano al fin, que ha vivido en
el exilio en Europa por más de 20 años, este tema está en mis
pensamientos con frecuencia.

El embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba, impuesto desde el 19
de octubre de 1960, debe ser flexibilizado por Barack Obama al realizar
"un importante cambio de política [que] podría producir un éxito
importante en la política exterior".

Este argumento aparece en el primer párrafo del artículo con un mensaje
implícito a Barack Obama instándolo a realizar un importante cambio de
política con respecto a las relaciones con el Gobierno cubano, y con
esto mejorará su grado de popularidad.

Ahí fue donde yo no podía creer lo que estaba leyendo. "Eliminar
totalmente el embargo requerirá la aprobación del Congreso. Pero la Casa
Blanca podría hacer mucho más por su cuenta". Así que el artículo
crítico no pide a Estados Unidos modificar la ley; la intención es ir
por el camino menos democrático: el Presidente con sus poderes
ejecutivos debe realizar algunos cambios de política para socavar el
embargo de forma tal, que podría convertirlo en algo irrelevante, y el
objetivo: ¡un punto político a favor del presidente!

Unos párrafos más abajo se lee: "La generación que apoya firmemente el
embargo está muriendo. Los jóvenes cubano-americanos tienen puntos de
vista totalmente diferentes". Así que, me pregunto, ¿por qué la
necesidad de pasar por alto la ruta democrática?

El editorial sigue y afirma que "una economía devastada ha obligado [al
gobierno interno] a Cuba a realizar reformas" y "con el paso de las
décadas, se hizo evidente para muchos políticos norteamericanos que el
embargo era un completo fracaso". Ambas declaraciones son claramente
contradictorias.

El embargo comercial afecta a la economía cubana hasta el punto de ser
una "economía devastada" por lo que "ha obligado a la Isla a realizar
reformas", ¿y en el mismo texto se dice que el embargo no funciona? Como
dice un proverbio popular inglés: "Usted no puede tener su propio pastel
y comérselo (también)".

Otra contradicción evidente es que el editor declara que "por primera
vez en más de 50 años, cambiar la política en Estados Unidos y en Cuba
hace que sea factible restablecer relaciones diplomáticas formales y
desmantelar el absurdo embargo". Así que el hecho de que Alan Gross haya
sido encarcelado injustamente en Cuba por casi cinco años, y que "el
gobierno autoritario todavía acose y detenga a los disidentes" ¿no es un
punto de conflicto?

Después de brindar escasos elementos contra el embargo el editorial va
al plan de implementación. Se trata de un manual para el Presidente
sobre cómo ejecutar los cambios en la política:

"En primer lugar, la Administración de Obama debe eliminar a Cuba de la
lista del Departamento de Estado de países que patrocinan a
organizaciones terroristas" y "Cuba fue incluida en esta lista en 1982
por apoyar a grupos terroristas en América Latina, lo cual ya no hace."

"¿Qué ya no hace?" ¿Cómo diablos puede la junta editorial del NYT hacer
una declaración como esta? Por lo menos la mayoría de las organizaciones
de derechos humanos en Europa y en EE.UU. no creen eso. Cuba es una
sociedad cerrada, en la cual el gobierno persigue y encarcela al
periodismo de investigación; Por lo tanto, podríamos decir que una
afirmación como esta, por lo menos, está infundada. Además de todo eso,
el Gobierno cubano ha dejado constancia en los últimos años de su apoyo
a Bashar al Assad en Siria, Hamas en Gaza y varias personas en el poder
en Irán.

Igualmente, el artículo afirma "que también podría ayudar a las empresas
estadounidenses interesadas en el desarrollo de la red de
telecomunicaciones de la Isla, pero que se mantienen cautelosos de los
riesgos legales y políticos".

Esta afirmación ignora por completo lo que Bloomberg Business Week
publicó en abril de 2009 la "Administración [estadounidense] dejaría que
los ciudadanos de su país y proveedores establecidos de la red de
telecomunicaciones de esa nación paguen la instalación de los cables de
fibra óptica y las unidades de comunicación satelital que conecten a
EE.UU. y a Cuba. Ese gobierno también certificará a esas empresas para
proporcionen servicios de telefonía celular en Cuba, y permitir que los
proveedores de servicio satelital radial y televisivo hagan negocios en
la Isla". Esto fue hace más de cinco años, pero, al parecer, el Gobierno
de Castro no está interesado en perder su monopolio sobre las
telecomunicaciones cubanas, así que la respuesta del Gobierno cubano
fue: "gracias, pero no".

Después de todos los argumentos fallidos el trabajo concluye con la
misma idea que comenzó. "Teniendo en cuenta las muchas crisis en todo el
mundo, la Casa Blanca puede querer evitar un cambio importante en la
política cubana." Así que, señor Presidente, no pierda esta oportunidad
de una victoria política, siga adelante y suba sus ratings de popularidad.

Dejando completamente a un lado el argumento de lo beneficioso o no que
puede ser el embargo para Estados Unidos y sus contribuyentes, ya es un
fiasco de la editorial, que también muestra una peligrosa amnesia
histórica. ¿No me creen? Pues pregúntenle al presidente Clinton o a
Carter lo que pasó cuando trataron de anotar en este frente en
particular y verá lo rápido que una ganancia política que parecía fácil
se convirtió en un caos rotundo.

Source: Respuesta a la editorial del New York Times - Havana Times en
español - http://www.havanatimes.org/sp/?p=100034

sábado, 18 de octubre de 2014

La claria nada entre el hambre y el miedo

Cuba: La claria nada entre el hambre y el miedo
"Según datos del Centro Nacional de Areas Protegidas, las clarias
amenazan potencialmente en el medio natural a 242 especies de la Fauna
cubana, de las cuales 75 son endémicas, 29 raras o locales y 25
introducidas", afirma Ecured.
Pablo Alfonso/ martinoticias.com
octubre 18, 2014

Los acuicultores de la Isla de la Juventud han sobrepasado las mil
toneladas de clarias previstas para el año, duplicando sus metas y
estableciendo un nuevo record de captura de estos peces, cultivados en
el centro de cría Río del Medio, Las Nuevas

La noticia publicada así con titulares, en el diario local Victoria,
señala que la fabulosa producción de claria "no solo ha garantizado la
presencia del producto en unidades de ventas, comunidades y poblados,
sino que permitó a la industria elaborar otros productos como croquetas,
masas y picadillos con una amplia satisfacción entre los pobladores".

Lo de "amplia satisfacción entre los pobladores", que asegura Victoria
podría cuestionarse si se tiene en cuenta que desde su introducción en
Cuba en el año 1999, la presencia de este controvertido depredador no ha
sido muy aceptada, tanto por lo desagradable que resulta a la vista como
por el daño que ocasiona al eco sistema nacional.

La fuente de tal afirmación no es gratuita. Basta echar un lectura al
sitio oficial Ecured –versión cubana de Wilkipedia- para poner en duda
que los filetes de claria al que se le atribuyen tantas bondades, oculta
algo oscuro tras sus blancas carnes.

"Sería lamentable que por historias muchas veces exageradas, muchas
familias se vieran privadas de un plato nutritivo y agradable al
paladar", advierte Ecured antes de explicar algunas de las desagradables
características de la claria.
Aunque la Claria se cría en estanques de agua dulce tiene capacidad para
buscar alimentos fuera de los mismos, deslizándose por tierra mediante
fuertes sacudidas de la cola. Así como, al parecer, comenzaron a poblar
lagunas, ríos, presas y hasta alcantarillas "y han demostrado ser tan
voraces como invasivas".

"Según datos del Centro Nacional de Areas Protegidas, las clarias
amenazan potencialmente en el medio natural a 242 especies de la Fauna
cubana, de las cuales 75 son endémicas, 29 raras o locales y 25
introducidas", afirma Ecured.

Como ejemplo de lo anterior Ecured asegura que en la Ciénaga de Zapata,
reservorio natural cubano, "se han capturado clarias con jicoteas y
cocodrilos pequeños en su estómago".

"En Matanzas se reportó un caso de un hombre que se quejaba de una
persistente tupición en las tuberías de su casa y cuando pasó una cinta
metálica por los tubos de desagüe, se encontró al causante del problema:
un pez negruzco de cerca de tres libras que lo miraba chorreando lodo de
fosa", afirma Ecured. " Otros los han pescado incluso en alcantarillas
en plena calle. Se plantea que se come lo mismo los huevos de los nidos
o muerde animales mucho más grande que ellos".

Tras describir detalles tan apetitosos Ecured insiste en que la carne de
claria es un excelente alimento con alto contenido de proteínas.

"La que llega al mercado para el consumo humano es cultivada bajo
condiciones de hábitat controlado en estanques y con una alimentación
específica", asegura el sitio oficial.

Source: Cuba: La claria nada entre el hambre y el miedo -
http://www.martinoticias.com/content/cuba-la-claria-nada-entre-el-alimento-y-el-peligro/77421.html

US-Cuba Relations and the Internal Blockade

US-Cuba Relations and the Internal Blockade
October 18, 2014
The fundamental question that those of us interested in the wellbeing of
the Cuban people should ask ourselves is: how will such measures affect
Cuba's internal blockade.
Pedro Campos

HAVANA TIMES — A New York Times editorial published on October 12 urges
President Obama to re-establish diplomatic relations with Cuba –
something that is beyond the scope of the embargo provisions and which
falls within his presidential prerogatives – with a view to improving
international relations with Latin America and setting in motion new
forms of interaction with the island and its internal situation.

The US embargo (which some call a blockade) has thus become the center
of all debates about Cuba's problems once again, when many of us know
that the main blockade, the one we need to lift once and for all so that
the Cuban people and economy will be able to improve their lot, is the
internal blockade, the one imposed by the Party-State on its citizens
and which thwarts the development of their economic, political and
social initiatives.

The fundamental question that those of us interested in the wellbeing of
the Cuban people should ask ourselves is: how will such measures affect
this internal blockade which is ultimately what keeps Cuba in chains
(not the other, the external one, something which those who insist in
maintaining the trade embargo agree on)?

Raul Castro's reform process does not suffice to eliminate the internal
blockade we Cubans are subjected to. Its extension and progress, without
current obstacles, could however gradually lead to its dismantling and
ultimate elimination. Its stagnation and ultimate neutralization by
conservative forces within the Castro government would indeed be the
worst thing that could happen to Cuban society today.

US policy does not determine but does have an impact on the correlation
between the forces at play within the governing elite and, generally
speaking, within the Party-government and Cuban society as a whole, as
well as among those who support the deepening and broadening (to varying
degrees) of the so-called "updating of Cuba's economic and social model"
and those who merely aspire to maintain only the semblance of this
process to keep the old, hyper-centralized system in place.

Between the Two Castros

It is no secret that there exists a kind of "friendly" arm-wrestle – a
permanent conflict arising from disagreements between Cuba's historical
leader, Fidel, and his brother, the army general Raul – as to the form
and content Cuba's domestic and foreign policy and the structure of the
country's economy.

It is easy to demonstrate that the first speeches pronounced by Raul
Castro after he took office and the spirit of renewal of the "reform
process" have not been adequately embodied by the application and the
results of the policies implemented.

The most visible cause of this is Fidel Castro's gradual recovery and
his attempts at taking back the limelight.

The evidence for this are his "reflections", his continuous public and
media appearances, where he is seen receiving foreign personalities, and
in the systematic praise for his thoughts and figure in the
Party-controlled press – so frequent that they outnumber Raul's public
appearances and speeches, even after Fidel "retired and asked not to be
called 'Commander in Chief' any longer."

Are we expected to forget Raul Castro's "glass of milk" speech and the
suppression of his remarks by Granma, as well as everything that entailed?

Raul may have replaced the members of Fidel's administration, but the
traditional Fidelistas still remain within the Party leadership,
particularly in the Party Secretariat, headed by Machado Ventura, the
man in charge of all the Party's concrete activities, the appointment
and dismissal of cadres, propaganda and others.

This is the main Party structure responsible for keeping the positions
of the "historical leader" alive. The second-in-command within the
government, Diaz Canel, is not the second-in-command within the Party,
Machado is.

The authority of these Party structures, at the top of the ladder, next
to Fidel, but beneath Raul, was evident in the debates during the 6th
Party Congress, which were manipulated by Party bureaucrats against
calls for a free and democratic debate at the base level.

The general, Fidel's brother, who knows Fidel better than anyone and was
appointed by him, has had to govern in his shadow, with that particular
handicap, caught between advancing his "reforms" and avoiding a
confrontation with the leader – hence his increasing moderation and
fewer and fewer public appearances.

Raul has been clear in his intentions of a rapprochement with the United
States, while his brother, now recovering, does not miss an opportunity
to try and distance himself from them as much as possible.

This, which could also be interpreted as the "good cop, bad cop"
routine, could have served to achieve such a rapprochement if only it
had been adequately encouraged, if Washington had been more consistent
in its first appraisal of what Raul Castro's ascent to power meant.

It is therefore worthwhile to recall that, at the time, the United
States demonstrated much interest and willingness to work with him and
his military officers, and rumors were even leaked to the effect that
Washington was convinced the tough hand of the military and their
"reforms" would prevent future migratory avalanches, the main concern
weighing on US-Cuba relations.

However, the United States did not take any significant steps to help
the Raul Castro government in its reform plans, steps that could have
strengthened the General's position in the Cuban government's internal
correlation of forces.

More effective support and the lifting of other important sanctions
stemming from the blockade-embargo could have tilted the internal
balance of power in favor of Raul's reformers and allowed them to
develop their "updating process" better – and, eventually, other
democratic "reforms" that could have entailed deeper changes in the
mid-term.

It's possible the United States considered that the transfer of power
was merely nominal and that "only the television had been handed over,
without the remote control."

Today, we bear witness to how Cuba's critical economic situation, caused
by the limitations of the "reform process" and its inability to overcome
the stagnation produced by the near-absolutist model that was in place
for nearly fifty years, is prompting a mass exodus of Cubans towards the
United States through all imaginable routes.

The proposals now advanced by the New York Times may be coming a little
too late, but, as they say, "better late than never."

Should they yield results, they would have the immediate effect of
easing tensions between the two governments and, without a doubt, many
of those desperate to leave for the United States might consider that it
is more advisable to stay a little longer, to see the concrete results
of this rapprochement.

At the same time, it would suggest that the Obama administration is not
chiefly responsible for maintaining the blockade-embargo, but that
Congress is. It could clear the way towards the elimination of the
embargo, inasmuch as it would entail previously removing Cuba from the
list of countries that sponsor terrorism and make other positive
relations between the two countries possible.

Such developments could serve to appease those who blame all of our
misfortunes on imperialist aggression, which is one of the fundamental
pretexts with which the economic disasters of the State-command economy,
the repression of the opposition, the absence of democracy and the lack
of civil and political liberties and rights are justified.

Most importantly, it would imply a measure of US support for Raul
Castro's updating process. The "reformist" current could be thus
revitalized and the complicated balance of forces within the Cuban
government could be tilted in its favor. Raul, in turn, would be unable
to ignore such US gestures and would be forced to act accordingly. One
development would prompt others.

The issue can be approached from many other perspectives. As far as
Cuba's internal situation is concerned, these are the ones I consider
most important.
—–
pedrocampos313@yahoo.es

Source: US-Cuba Relations and the Internal Blockade - Havana Times.org -
http://www.havanatimes.org/?p=106782

Los vegueros y sus postergadas demandas

Los vegueros y sus postergadas demandas
ORLANDO PALMA, Pinar del Río | Octubre 18, 2014

Ramón tiene el rostro tan lleno de arrugas que parece una hoja de tabaco
después del secado. Una cara atravesada por surcos y con la piel curtida
de tanto sol. Sus rasgos han terminado por parecerse a esa planta con la
que ha trabajado por décadas. "Son tiempos duros, mi´jo, tiempos en que
la tierra ya no quiere parir como antes y todo parece estar en contra
nuestra", me cuenta este agricultor.

El inicio de la campaña tabacalera hace que Vuelta Abajo se despierte de
su letargo. Cientos de campesinos como Ramón se vuelcan sobre el surco,
para sembrar las posturas que garantizarán una cosecha antes de la
próxima primavera. Sin embargo, esos mismos vegueros llevan años
esperando por un aumento en los pagos y mayor acceso a insumos, en un
sector que reporta más de 400 millones de dólares anuales por concepto
de exportaciones.

La prensa oficial ha explicado que en esta ocasión puedan superarse
varias deficiencias de la cosecha anterior, que estuvo marcada por las
pérdidas debido a las intensas lluvias. Mientras el clima aporta el
factor sorpresa, las empresas estatales mantienen su predecible
incumplimiento en la entrega de recursos y en sus crónicos impagos.

Se intentan paliar los problemas con la incorporación de un nuevo método
de siembra que, al dejar un mayor espacio entre surcos, evita los daños
mecánicos a las posturas. La variedad de tabaco, conocida como Criollo
98, se extiende debido a su mayor fortaleza. Muchos campesinos no ven
con buenos lo que llaman "estos inventos de ahora". Consideran que "ya
el tabaco no es el mismo, ni rinde igual que antes".

El plan para esta contienda es ambicioso, pero habrá que solucionar
muchos problemas que aquejan a la producción de uno de los renglones más
representativos del país. En la provincia de Pinar del Río se espera
producir un total de 16 mil 700 toneladas de hojas de tabaco, muchas de
ellas de capa, para confeccionar puros de alta calidad.

Gonzalo Rodríguez Pérez, director de la Empresa TABACUBA aseguró que
estaría garantizado el suministro de fertilizante, combustible, tela
para el tapado de tabaco, productos químicos; pero las carencias
materiales se han hecho notar desde el primer día de la campaña.

En algunas zonas tabacaleras, incluyendo la reconocida región de San
Juan y Martínez, no se han entregado insumos como el alambre para el
tapado. Los créditos de inversión aun no se han asignados en la mayoría
de las cooperativas, de manera que los campesinos no pueden costear el
combustible, los pesticidas, el fertilizante ni la fuerza de trabajo,
entre otros gastos.

Hasta el momento ya se incorporaron a las actividades de la siembra las
provincias Artemisa, Ciego de Ávila, Holguín, Matanzas, Pinar del Río,
Sancti Spíritus y Villa Clara. Todas ellas lastradas por los mismos
problemas que exhibe Pinar del Río.

Existe atraso en la indemnización acordada con el seguro durante la
cosecha anterior, por los daños que provocaron las lluvias. A los
vegueros les correspondía recibir una indemnización que cubriera hasta
el 65 % de las afectaciones, pero aún muchos aguardan por ser resarcidos.

A los atrasos en las compensaciones, se le suma la demora en el cobro de
divisas que la empresa estatal debió pagar a esos productores que en la
campaña anterior lograron un cumplimiento de sus planes y un aumento de
la calidad del producto entregado.

Decenas de familias vueltabajeras que, por generaciones han contribuido
a la tradición y prestigio del tabaco cubano, se enfrentan ahora a las
exigencias materiales y económicas de la siembra del tabaco, sin el
capital necesario para llevar a buen término la campaña que recién comienza.

El pobre mejoramiento de los suelos, debido a la escases de
fertilizantes, disminuye sus posibilidades. Los excesivos controles
también agobian a los campesinos que pasan parte de su tiempo evadiendo
restricciones y buscando en el mercado ilegal lo que los suministradores
estatales no le garantizan.

La empresa tabacalera limita la capacidad de compra de insumos y el
proceso para solicitarlos es tedioso y lleno de requisitos burocráticos.

El desabastecimiento de implementos y materias primas alcanza tales
dimensiones, que muchos productores se cansan de esperar por los
recursos solicitados y mantienen en la cuenta el monto total del crédito
otorgado por la entidad estatal, sin apenas poderlo usar. Así la empresa
se siente libre de operar ese dinero para beneficio propio y de sus
funcionarios.

Todo apunta a que el resultado de esta campaña tabacalera no sólo se
definirá en el surco, sino especialmente en las decenas de oficinas
donde la burocracia le pone límites al fruto de la tierra.

"Ahora tengo que dedicar más tiempo a llenar papeles que a sembrar
posturas", asegura Ramón y cada arruga de su rostro se estremece. Lleva
en la mano varias plantas de tabaco muy pequeñas, que carga con la
delicadeza de un padre que protege a sus hijos más frágiles.

Source: Los vegueros y sus postergadas demandas -
http://www.14ymedio.com/nacional/comienza-campana-tabaco-cuba-vegueros-problemas-insumos-e-impagos_0_1654034582.html

Comprar, arreglar y vender - un negocio redondo

Comprar, arreglar y vender: un negocio redondo
Algunos ven la oportunidad de ganar miles de dólares en un mercado
prácticamente virgen, mientras otros quieren asegurar una casa para
pasar la vejez.
Juan Juan Almeida, Lizandra Díaz Blanco
Ultima actualización 25.07.2014 07:30

El boom de compraventa de casas en Cuba también ha atraído a los cubanos
residentes en el exterior. Algunos ven la oportunidad de ganar miles de
dólares en un mercado prácticamente virgen, mientras otros lo toman como
el plan B, por si las cosas fuera salen mal, tener un lugar seguro al
que regresar a pasar la vejez.

Javier es uno de estos cubanos, que en conexión con familiares en Cuba,
compra apartamentos o casas pequeñas a un bajo precio, y los arregla
para luego revenderlos. Aprendió el negocio de agente inmobiliario, o
realtor, en Estados Unidos, y vio la oportunidad usar sus conocimientos
en la isla.

"Han gente que vende desesperada por irse del país, hay gente que, como
viven en Cuba, no saben el costo de aquí (Estados Unidos), y lo que
cuesta un apartamento son 7 mil o 10 dólares," detalla Javier.

Los inmuebles están en malas condiciones, pero cuando se pintan, se
cambian las losas de la cocina y el baño, y se modifica algún detalle
estructural que modernice su apariencia, su precio se ha duplicado o
triplicado.

El costo de una reparación cosmética a una vivienda ronda los 500
dólares, una cifra discreta, en comparación con el valor que alcanzará
la casa luego de su remodelación.

Para que el negocio sea rentable, los emprendedores compran en Cuba los
materiales de construcción, los splits de aire acondicionado y los
electrodomésticos de la cocina. "En dólares se consigue todo," acota Javier.

"En menos de un mes está armado el apartamento y me busco 15 mil o 20
dólares", indica el empresario. "Ese apartamento que compraste en 7 mil
o 10 mil dólares se vende en 30, 35 o 40 mil. La gente prefiere
comprarlos arreglados."

Comprar casa en Cuba para asegurar el retiro

Jorge llegó a los Estados Unidos con el éxodo del Mariel. El regreso a
Cuba, al principio impensable y más tarde una posibilidad remota, se ha
convertido hoy en un plan firme.

"Yo voy a comprar para tener algo allá para mi retiro," confiesa. "Aquí
aunque pagues tu casa, pagas taxes (impuestos) hasta que te mueras. Tú
te compras una casa actualmente en Cuba, la pagaste, ya es tuya."

Cada día hay más cubanos en el exilio con la misma idea de Jorge, porque
en Cuba "el dólar rinde." Amigos suyos, que se le han adelantado, ha
comprado apartamentos o casas con terreno y les han agregado cuartos o
un segundo piso.

"Los que han comprado casas pequeñas o apartamentos para vivirlos en un
futuro han llevado contenedores completos vía Panamá", comenta Jorge en
referencia a los materiales de construcción y electrodomésticos que los
nuevos propietarios prefieren importar desde Estados Unidos, en estos casos.

"Hay casas en 40, 50 mil hasta en 70 mil dólares. Les ponen encima 10 y
15 mil más y tiene un apartamento de tres cuartos en La Habana y
completamente remodelado," insiste.

La nueva legislación despierta las esperanzas de cubanos emigrados que
ven la posibilidad de regresar a vivir o a invertir en el país que les
vio partir; y abre una pequeña luz en la ilusión de aquellas personas
que dentro de Cuba tenían como su única opción el mar.

Source: Comprar, arreglar y vender: un negocio redondo -
http://www.martinoticias.com/content/comprar-arreglar-vender-negocio-redondo/38617.html

Campaña contra el embargo a Cuba

GUILLERMO I. MARTÍNEZ: Campaña contra el embargo a Cuba
10/17/2014 3:00 PM 10/18/2014 12:33 AM

Uno no necesita ser adivino para entender que hay una campaña grande y
coordinada para lograr que Estados Unidos –y en particular el presidente
Barack Obama– levanten el embargo a Cuba impuesto en 1961.

Hay artículos y editoriales en los principales diarios y revistas que se
publican o leen en este país. Los que escriben libros sobre el tema –aun
aquellos que llevan décadas diciendo lo mismo– reciben aplausos
literarios en ambos lados del Estrecho de la Florida.

Los que se oponen a levantar el embargo –entre ellos me encuentro yo–
son catalogados como dinosaurios; viejos que por no adaptarse al mundo
nuevo desaparecen del planeta.

Todos los que abogan por mejores relaciones con Cuba usan frases
trilladas como "el embargo no funciona; es la razón principal por la
cual el gobierno de los hermanos Castro ha durado más de medio siglo; lo
único que hace el embargo es perjudicar al cubano de a pie".

No me molesta el debate. Me gusta. La única condición que pido es que
nos pongamos de acuerdo en los hechos. Podemos discrepar en nuestras
conclusiones, pero por lo menos tenemos que aceptar las mismas premisas.

El fenómeno comienza con una gran mentira. El embargo, dicen los que
quieren que desaparezca, no funciona porque su propósito era el derrocar
al gobierno cubano. Esto sencillamente no es cierto. El embargo fue
impuesto por el presidente Dwight David Eisenhower en respuesta a la
expropiación sin paga de negocios de americanos en Cuba valorados en
1961 en mil trescientos millones de dólares. Pero ya nadie habla de eso.

También dicen que los cubanos sufren penurias por el maldito embargo y
tampoco es así. Desde hace muchos años el gobierno de Cuba puede comprar
medicinas y alimentos directamente a Estados Unidos. El único requisito
es que tienen que pagar en efectivo.

Eso no es lo que Cuba quiere. Ellos quieren comprar con crédito de las
instituciones gubernamentales americanas para después no pagar –como le
han hecho a españoles, canadienses, argentinos, etc. Ah, y si no le
pagan a las entidades gubernamentales americanas, es el pueblo de este
país quien tiene que pagar la deuda con sus impuestos.

Honestamente, no entiendo que más quiere Cuba. No lo entiendo porque
hace más de 35 años –desde que Jimmy Carter era presidente de este país–
Cuba ha logrado muchísimas concesiones de los Estados Unidos sin que
este país obtuviera nada positivo a cambio. Por ejemplo:

-En el 2007 unas 245,000 personas viajaron a Cuba de Estados Unidos. En
el 2013 el número fue de 600,000.

-En los primeros tres meses de este año 175,550 personas han viajado de
Estados Unidos a Cuba – esto incluye a cubanos que regresan a la isla a
ver a sus familiares y estadounidenses que quieren conocer la isla
prohibida.

-Como promedio los cubanoamericanos que viajan a la isla gastan $3,238
por persona durante su estadía.

-Los cubanoamericanos mandaron $2,600 millones a sus familiares en Cuba
en el 2012. El año pasado dicha cifra aumentó a $3,500 millones. Las
remesas familiares son una de las mayores fuentes de divisas del
gobierno cubano.

-El gobierno norteamericano ha otorgado a los cubanos un trato
preferencial. Desde 1966, cualquier cubano que toque tierra
estadounidense puede quedarse en el país y al año y un día obtener su
residencia. En una forma u otra más de 50,000 mil cubanos llegan a
Estados Unidos anualmente.

Hay más, mucho más. Pero las listas cansan.

Basta con admitir que el gobierno cubano lleva décadas obteniendo
concesiones de distintos gobiernos norteamericanos sin tener que dar a
cambio nada. Cuando Carter comenzó sus esfuerzos por mejorar las
relaciones y abrir una sección de intereses en la capital de ambos
países, Cuba le pagó mandando a miles de soldados cubanos a pelear en
Africa y 125,000 cubanos en el éxodo del Mariel.

Cuando Bill Clinton era presidente, Cuba derribó una avioneta que volaba
sobre aguas internacionales, matando a tres miembros de la organización
Hermanos al Rescate

Y con Obama siguen haciendo lo mismo. El presidente americano ha tenido
una política muy favorable a Cuba. Aumentó el monto que los cubanos
podían gastar en Cuba en sus viajes; hizo lo mismo con el monto de las
remesas y la frecuencia con que se pueden mandar; permitió que los
americanos viajaran a la isla con muy pocas restricciones.

Mientras, Cuba le pagó arrestando a Alan Gross, un contratista americano
que llevaba medios de comunicación modernos para la pequeña comunidad
judía en Cuba.

Estoy de acuerdo: el embargo no sirve. Pero tampoco creo que seguir
dándole prebendas al gobierno cubano es una buena política.

Las relaciones diplomáticas son como un baile: siempre se necesita una
buena pareja y hasta ahora Cuba nunca ha querido bailar con los americanos.

Source: GUILLERMO I. MARTÍNEZ: Campaña contra el embargo a Cuba | El
Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article2921422.html

Gobierno en retirada ante eficacia del sector privado

Gobierno en retirada ante eficacia del sector privado
Después de casi medio siglo de poder estatal sobre los pequeños
negocios, el gobierno se da por vencido y devuelve las 12988 unidades de
servicios y gastronomía al sector privado.
viernes, octubre 17, 2014 | Cubanet

LA HABANA, Cuba. – En un claro gesto de retirada, el gobierno cubano
reconoció ayer que devolverá de forma gradual al sector privado las 12
988 unidades de gastronomía y servicios que operan bajo su poder.

Según declaró al diario oficialista Juventud Rebelde la Ministra de
Comercio Interior Mari Blanca Ortega, se trabaja actualmente en la
conformación de las normas jurídicas del proceso.

Sin embargo, los medios de producción aun permanecerán en manos del
Estado, quien también se encargará de cobrarles impuestos a los gestores
de los nuevos negocios una vez se lleve a cabo la transición, apuntó la
funcionaria sin entrar en detalles.

Algunas de estas unidades serán llevadas de forma mixta entre el
gobierno y particulares, aunque no se sabe aún qué establecimientos
entrarán en esta modalidad de "cooperativa". Los mismos pagarán menos
impuestos que los gestionados en su totalidad por privados.

El gobierno cubano renuncia de esta manera a la política de "arrancar el
capitalismo de raíz", que expresó Fidel Castro en 1968, mientras daba
comienzo a la llamada Ofensiva Revolucionaria. En aquél año Castro
expropió a particulares alrededor de 50 mil pequeños negocios, muchos de
ellos operados por 1 o 2 personas.

Source: Gobierno en retirada ante eficacia del sector privado | Cubanet
-
http://www.cubanet.org/noticias/gobierno-en-retirada-ante-eficacia-del-sector-privado/

The Cuban Journalist Miriam Leiva Writes About Relations With the U.S.

From Havana, a Prominent Voice for Change
The Cuban Journalist Miriam Leiva Writes About Relations With the U.S.
OCT. 17, 2014

To the Editor:

Re "The Moment to Restore Ties to Cuba" (editorial, Oct. 12) and "Still
Pondering U.S.-Cuba Relations, Fidel Castro Responds" (Editorial
Observer, by Ernesto Londoño, Oct. 15):

Latin America and the Caribbean require a closer involvement of the
United States, and Cuba has been an obstacle in recent years, when the
leaders of the region promote its inclusion in their organizations and
meetings, such as the Summit of the Americas to be held in Panama in 2015.

President Obama must be there to express the ideals of democracy and
human rights, contribute to solving the most urgent problems and
strengthen ties with neighbors. Russia, China and others are advancing
in Latin America, seeking to displace the United States.

Since the Obama administration started the people-to-people policy in
2009, encouraging exchanges between Americans and Cubans, a lot has
changed. Remittances from relatives and friends help thousands of Cubans
to survive and even open small businesses.

More important, Cubans are feeling empowered by exchanges of views with
Cuban-Americans coming to visit and Americans on cultural, academic,
scientific, religious, sport and trade trips. Cubans who travel to the
United States discover the opportunities offered by democracy and work.

Further steps by President Obama would help the Cuban people, civil
society and dissidents. It is not just a matter of discussing whether to
have an embargo, although the embargo must be lifted, but of making the
appropriate decisions at the right time. The moment is ripe.

Fidel Castro, in citing the New York Times editorial, is delighted to be
back in the headlines and wants the credit in case of a turn in
Cuban-American relations.

MIRIAM LEIVA
Havana, Oct. 16, 2014


The writer, an independent journalist, was a co-founder of Ladies in
White, an opposition group.

Source: The Cuban Journalist Miriam Leiva Writes About Relations With
the U.S. - NYTimes.com -
http://www.nytimes.com/2014/10/18/opinion/the-cuban-journalist-miriam-leiva-writes-about-relations-with-the-us.html?_r=0