domingo, 23 de abril de 2017

Cuba inicia prueba piloto para tráfico de datos en celulares mediante 3G

Cuba inicia prueba piloto para tráfico de datos en celulares mediante 3G

Miles de usuarios, que no tienen teléfonos inteligentes, quedarían
excluídos de los beneficios de este "salto" tecnológico.
Una prueba piloto para habilitar la plataforma 3G para el tráfico de
datos en teléfonos celulares, un servicio que hasta ahora no se ofrecía
en Cuba, inició en la ciudad oriental de Santiago, informó este domingo
la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

La posibilidad de usar la tecnología 3G para el tráfico de datos a
través de la red móvil está disponible desde el pasado 8 de abril en
zonas como el centro histórico, la emblemática Plaza de Marte, y las
avenidas Las Américas y Victoriano Garzón, el reparto Vista Alegre, La
Alameda, y el centro urbano José Martí.

La prueba piloto se extenderá paulatinamente al resto de la provincia
Santiago de Cuba en la medida en que se instalen otros equipos, según
explicó el director de ETECSA en Santiago de Cuba, Gerardo Echevarría,
citado por medios oficiales.

El directivo indicó que los clientes de ETECSA podrán navegar con "mayor
agilidad" desde los teléfonos prepagos con la habilitación del servicio
3G que es parte de la política de informatización en la isla, a la vez
que prepara las condiciones para incrementar el acceso a la internet
desde estos dispositivos

En Santiago de Cuba, segunda ciudad en importancia de la isla, el
servicio de voz para los teléfonos celulares comenzó en 2008 y dos años
después se incorporaron los datos con una red en 2G, que más tarde
acogió los servicios de MMS y correo Nauta, que ahora cuentan con un
soporte a mayor velocidad con la plataforma 3G.

La red de telefonía celular en Cuba, operada por ETECSA, cuenta con unos
4 millones de líneas celulares y con más de 1.000 espacios públicos de
navegación con servicio de wifi, según datos de la compañía.

Actualmente, la red de telefonía celular en Cuba está disponible en 900
Mhz en todo el territorio nacional en GSM (2G) y cuenta con unos 4
millones de líneas celulares y con más de 1.000 espacios públicos de
navegación con servicio de wifi, según datos de la compañía.

El 3G solo está disponible para "servicio de Roaming IN en el cayerío
Norte del país (La Habana, Varadero, Cayos de Villa Clara y Cayos de
Ciego de Ávila) y en las cabeceras provinciales", explica ETECSA en su
sitio en internet.

Miles de usuarios, que no tienen teléfonos inteligentes, quedarían
excluídos de los beneficios de este "salto" tecnológico.

Cuba es uno de los países con las tasas de penetración de internet más
bajas del mundo.

Hasta marzo pasado, la conexión en los domicilios había estado permitida
solamente a algunos profesionales como médicos, periodistas,
intelectuales o académicos, que requerían una autorización gubernamental.

Pero tras una prueba piloto realizada desde diciembre hasta marzo en
domicilios de La Habana Vieja, el centro histórico de la capital cubana,
comenzó la comercialización gradual del servicio de internet en los
hogares, de momento para 358 clientes que participaron en el ensayo.

(Con información de EFE)

Source: Cuba inicia prueba piloto para tráfico de datos en celulares
mediante 3G -
http://www.martinoticias.com/a/cuba-prueba-piloto-trafico-datos-celulares-3g/143531.html

La red 3G llega a Santiago de Cuba

La red 3G llega a Santiago de Cuba
En la capital del Oriente cubano se ha iniciado una prueba piloto para
esa tecnología móvil
Domingo, abril 23, 2017 | Agencias

LA HABANA, Cuba.- Una prueba piloto para habilitar la plataforma 3G para
el tráfico de datos en teléfonos celulares, un servicio que hasta ahora
no se ofrecía en Cuba, inició en la ciudad oriental de Santiago, informó
hoy la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

La posibilidad de usar la tecnología 3G para el tráfico de datos a
través de la red móvil está disponible desde el pasado 8 de abril en
zonas como el centro histórico, la emblemática Plaza de Marte, y las
avenidas Las Américas y Victoriano Garzón, el reparto Vista Alegre, La
Alameda, y el centro urbano José Martí.

La prueba piloto se extenderá paulatinamente al resto de la provincia
Santiago de Cuba en la medida en que se instalen otros equipos, según
explicó el director de ETECSA en Santiago de Cuba, Gerardo Echevarría,
citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El directivo indicó que los clientes de ETECSA podrán navegar con "mayor
agilidad" desde los teléfonos prepagos con la habilitación del servicio
3G que es parte de la política de informatización en la isla, a la vez
que prepara las condiciones para incrementar el acceso a Internet desde
estos dispositivos.

En Santiago de Cuba, segunda ciudad en importancia de la isla, el
servicio de voz para los teléfonos celulares comenzó en 2008 y dos años
después se incorporaron los datos con una red en 2G, que más tarde
acogió los servicios de MMS y correo Nauta, que ahora cuentan con un
soporte a mayor velocidad con la plataforma 3G.

La red de telefonía celular en Cuba, operada por ETECSA, cuenta con unos
4 millones de líneas celulares y con más de 1 000 espacios públicos de
navegación con servicio de wifi, según datos de la compañía.

Cuba es uno de los países con las tasas de penetración de internet más
bajas del mundo.

Hasta marzo pasado, la conexión en los domicilios había estado permitida
solamente a algunos profesionales como médicos, periodistas,
intelectuales o académicos, que requerían una autorización gubernamental.

Pero tras una prueba piloto realizada desde diciembre hasta marzo en
domicilios de La Habana Vieja, el centro histórico de la capital cubana,
comenzó la comercialización gradual del servicio de internet en los
hogares, de momento para 358 clientes que participaron en el ensayo.

(EFE)

Source: La red 3G llega a Santiago de Cuba CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/noticias/la-red-3g-llega-santiago-de-cuba/

Armani, Versace y Gucci en la Manzana de Gómez

Armani, Versace y Gucci en la Manzana de Gómez
El Hotel Manzana ha inaugurado su planta baja con una muestra de lo que
no pueden permitirse los cubanos
Domingo, abril 23, 2017 | Alejandro Hernández Cepero

LA HABANA, Cuba.- El Hotel Manzana, la "joya" de la cadena Gaviota S.A.,
ha quedado parcialmente inaugurado en la tarde de este sábado.

Ubicado en la conocida Manzana de Gómez, varias de sus tiendas abrieron
puertas al público. Adentro, los precios que oscilan entre 24 CUC para
un juego de dos tazas hasta relojes Mont Blanc de 4 500 CUC.

Hasta la fecha, no se ha precisado la apertura del hotel ya
completamente rehabilitado. Las obras llevan ya tres años en marcha por
parte de la constructora francesa Bouygues, la Asociación Económica
Internacional (AEI) y la Unidad de Construcciones Militares (UCM) del
Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) cubanas.

El Grupo de Turismo Gaviota S.A. perteneciente igualmente a las FAR,
compartirá la dirección del Hotel con Kempinski Hotels, empresa posee y
administra de más de 60 hoteles en diferentes países.

"Esta cosa la dirigen los militares y para ellos todo es un secreto
militar", dijo uno de los empleados en la planta baja del hotel. "No
sabemos a ciencia cierta quien vendrá a la inauguración", dijo momentos
antes del acto.

"Este Hotel es como una pepita de oro acá en la Habana Vieja" aseguró
Isidro Placeres, un vecino, y sentenció: "Si tuviesen la misma
diligencia para arreglar las casas y los problemas que afectan al
pueblo, esto fuera un paraíso".

En tanto, la agencia Efe desctacaba este sábado la apertura de tiendas
de marcas exclusivas como Versace, Armani, Montblanc y L'Occitane en
Provence, todas ubicadas en la primera planta del Manzana Kempinski, el
primer hotel cinco estrellas plus que será inaugurado en la isla.

"Cuba se ha convertido en el paraíso de la moda, por eso quise venir
aquí", dijo a Efe el empresario italiano Giorgio Gucci, que abrió este
sábado la filial multimarca "Giorgio G. VIP" en el Hotel Manzana, con
artículos de Versace y Armani, "grandes amigos" de este representante de
la tercera generación de la dinastía Gucci.

Sin embargo, los vecindarios circundantes del hotel y la forma de vestir
de los cubanos distan mucho de la idea de "paraíso de la moda".

En la misma ubicación de La Habana Vieja, quien se lo permita podrá
comprar productos de Montblanc, Lacoste, Longiness, L'Occitane en Provence.

Gucci calificó de "positivo" y conveniente para el cliente encontrar en
un mismo espacio varias firmas "con lo mejor del mercado de lujo
europeo", que hasta ahora eran muy difíciles de encontrar, excepto en
algunas tiendas dispersas por hoteles de La Habana o Varadero.

Tras su costosa y larga restauración, el Kempinski contará con 246
habitaciones y una variedad de servicios que incluyen un bar panorámico
y un spa-gimnasio.

En las inmediaciones del Centro Histórico habanero también se
inaugurarán próximamente otros dos lujosos hoteles: el Packard, con 300
habitaciones, y el Prado y Malecón, actualmente en construcción en la
esquina de esas dos avenidas y que contará con 208 habitaciones.

Source: Armani, Versace y Gucci en la Manzana de Gómez CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/armani-versace-y-gucci-en-la-manzana-de-gomez/

ETECSA suspende Nauta y Enet este domingo por "trabajos técnicos"

ETECSA suspende Nauta y Enet este domingo por "trabajos técnicos"

La única empresa de telecomunicaciones en la isla estaría enfrascada en
el proceso de introducir el 3G en la telefonía móvil a partir de
tecnología china de las firmas ZTE y Huawei.
El monopolio estatal de telecomunicaciones en Cuba, ETECSA, suspendió
los servicios de Nauta y Enet este domingo y limitó el acceso a internet
en salas de navegación y puntos WIFI a lo largo de todo el país para la
realización de "trabajos técnicos" en el anunciado "proceso de
actualización tecnológica" que estaría llevando a cabo la empresa.

ETECSA advirtió de las afectaciones el viernes, en un comunicado
publicado en su página web, en el que señala que las afectaciones se
extenderían a las "recargas de las cuentas permanentes y el acceso a los
servicios de conectividad, navegación y correo Enet".

La única empresa de telecomunicaciones en la isla estaría enfrascada en
el proceso de introducir el 3G en la telefonía móvil a partir de
tecnología china de las firmas ZTE y Huawei.

Actualmente, la red de telefonía celular en Cuba está disponible en 900
Mhz en todo el territorio nacional en GSM (2G). El 3G solo está
disponible para "servicio de Roaming IN en el cayerío Norte del país (La
Habana, Varadero, Cayos de Villa Clara y Cayos de Ciego de Ávila) y en
las cabeceras provinciales", explica ETECSA en su sitio en internet.

Miles de usuarios, que no tienen teléfonos inteligentes, quedarían
excluídos de los beneficios de este "salto" tecnológico.

(Con información de ETECSA)

Source: ETECSA suspende Nauta y Enet este domingo por "trabajos
técnicos" -
http://www.martinoticias.com/a/cuba-etecsa-suspende-nauta-enet-trabajos-tecnicos/143525.html

El rey, el presidente y el dictador

El rey, el presidente y el dictador
La anunciada visita, "lo antes posible', de los reyes Felipe y Letizia a
Cuba servirá para que las máximas autoridades españolas comprueben que
un totalitarismo no se ablanda ni se democratiza, solo cambia de piel
YOANI SÁNCHEZ, La Habana | Abril 23, 2017

En el palacio de los Capitanes Generales de La Habana hay un trono que
espera por su rey. Fue preparado cuando Cuba era aún una colonia
española y nunca se ha sentado un monarca en su imponente estructura. La
visita de Felipe VI quizás ponga fin a tan prolongada espera, pero la
Isla necesita más que gestos simbólicos y protocolares.

El rey y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llegarán al
país pocos meses antes de que Raúl Castro abandone el poder. La visita
oficial, largamente preparada, tiene todas las trazas de una despedida.
Será como el adiós de la Madre Patria a uno de sus descendientes de
ultramar. Alguien que comenzó como un revolucionario de izquierdas y
terminó siendo parte de una dinastía inmovilista.

Los visitantes llegarán también en medio del "enfriamiento del deshielo"
entre Washington y La Habana. Las expectativas que provocó la
normalización diplomática anunciada el 17 de diciembre de 2014 se han
diluido con el paso de los meses ante la ausencia de resultados
tangibles. Han pasado más de dos años y la Isla no es un país más libre
ni logra salir del atolladero económico.

Las aerolíneas de Estados Unidos han comenzado a reducir la frecuencia
de sus vuelos a Cuba, desanimadas por la baja demanda y las limitaciones
de viajar como turistas que se mantienen para los estadounidenses.
Castro no ha retirado el diez por ciento del gravamen que mantiene sobre
el dólar y conectarse a Internet desde la Isla sigue siendo una carrera
de obstáculos. Todo eso, y más, desestimula a los viajeros del país del
Norte.

Las fotos de derrumbes y autos viejos llenan las cuentas de Instagram de
los yumas (estadounidenses) que recorren las calles, pero de ruinosos
parques temáticos se cansan hasta los más ingenuos. Cuba ha pasado de
moda. Toda la atención que captó después del 17D ha dado paso al
aburrimiento y la apatía, porque la vida no viene acompañada de una
cómoda butaca para soportar esta larguísima película donde apenas ocurre
algo.

El turismo alcanzó el pasado año un récord histórico de 4 millones de
visitantes pero los hoteles deben hacer malabares para mantener estable
el surtido de frutas, cervezas y hasta agua. Entre el desabastecimiento
y la sequía no son raras las imágenes de clientes haciendo largas filas
para tomarse una cerveza Cristal o cargando cubos de agua de una piscina
para usarla en los baños.

Los inversionistas extranjeros tampoco parecen muy entusiasmados por
colocar su dinero en la economía de un país que todavía tiene altos
índices de centralismo y estatización. El puerto de Mariel, salpicado
por los escándalos de la compañía brasileña Odebrecht y con una
actividad muy por debajo de sus proyecciones iniciales, parece condenado
a convertirse en la última obra faraónica e inútil del castrismo.

Sin embargo, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca tampoco ha
significado el advenimiento de la mano dura contra la Plaza de la
Revolución como profetizaban algunos. Simplemente, el nuevo presidente
estadounidense ha evitado mirar hacia la Isla y ahora mismo se muestra
más concentrado en el lejano y peligroso Kim Jong-un que en el cercano y
anodino Raúl Castro.

El Gobierno de La Habana perdió su más importante oportunidad al no
aprovechar el empujón de Barack Obama que apenas pidió algo a cambio. En
este tiempo ni siquiera se inició la redacción de la nueva Ley Electoral
anunciada en febrero de 2015. ¿Fue acaso aquella noticia una maniobra
para que la Unión Europea se decidiera finalmente a derogar la Posición
Común? ¿Fake news que buscaba convencer a incautos y encender los
titulares de la prensa extranjera con frases de apertura?

Para colmo se han elevado los grados de la represión contra opositores y
hace pocos días una estudiante de periodismo fue expulsada de la
universidad por pertenecer a un movimiento disidente. Un proceso al más
puro estilo estalinista le cortó el camino para graduarse de esa
profesión que el oficialismo hace décadas condenó a ser vocera de sus
logros y muda ante sus descalabros.

Cuidado. La visita de Felipe y Letizia se inscribe en tiempos de
fiascos. Fracasos entre los que se cuenta la recesión económica que
atraviesa el país con un Producto Interno Bruto que cerró el pasado año
en números negativos, a pesar del consabido maquillaje que el Gobierno
le aplica a todas sus cifras. Chasco también de la aliada Venezuela que
trata de sacudirse a Nicolás Maduro, cada vez menos presidente y más
autócrata. La convulsión en el país sudamericano ha dejado a la Isla
prácticamente sin gasolina premium y con severos recortes de combustible
para el sector estatal.

No son momentos para mostrar con orgullo la casa a los visitantes, pero
sí una magnífica ocasión para que las máximas autoridades españolas
comprueben que un totalitarismo no se ablanda ni se democratiza, solo
cambia de piel.

La Zarzuela deberá hilar muy fino para no convertir la visita del jefe
de Estado en un espaldarazo a un sistema agonizante. Los reyes se verán
rodeados de atenciones oficiales que buscan evitar, fundamentalmente,
que se salgan del milimétrico decorado que les preparan desde hace
meses. Como una vez se intentó durante la visita en 1999 de Juan Carlos
de Borbón para participar en una Cumbre Iberoamericana.

En aquella ocasión, y durante una caminata junto a la Reina Sofía por
las calles de La Habana Vieja, el oficialismo cortó el paso de los
vecinos, vació las aceras de curiosos y obró la magia de convertir uno
de los municipios con más habitantes por metro cuadrado de toda Cuba en
un despoblado escenario por donde caminaba la pareja real.

A sus sucesores, que viajarán a la Isla "lo antes posible", no les
vendría mal estudiar las maneras en que Barack Obama logró sacudirse ese
asfixiante abrazo en marzo de 2016. El mandatario salió airoso, incluso,
del gesto de guerrillero vencedor -con puños levantados- al que quiso
condenarlo Raúl Castro en una instantánea. En lugar de eso, el inquilino
de la Casa Blanca relajó su mano y miró hacia otro lado. Una derrota
para la épica visual de la Revolución.

Rajoy tampoco la tiene fácil. La prensa oficial no le quiere y lo rodea
desde siempre de críticas y noticias negativas sobre su Partido. No goza
de simpatías entre los círculos del poder en La Habana a pesar de haber
rebajado los grados de tensión que alcanzaron un pico durante el mandato
de José María Aznar. Pero en la Isla viven más de 100.000 cubanos
nacionalizados españoles, a los que también su Gobierno representa y que
son, en fin de cuentas, sus más importantes interlocutores.

Felipe VI y Rajoy tienen a su favor que ya no estarán obligados por el
protocolo a hacerse la foto reglamentaria con Fidel Castro en su retiro
de convaleciente. El rey declinó en su padre la participación en el
homenaje por el fallecimiento del expresidente en noviembre pasado en la
Plaza de la Revolución. De esa forma el joven monarca logró que su
nombre y el del Comandante en Jefe no se lean juntos en los libros de
historia.

Sin embargo, todavía le queda por superar la prueba más difícil. Ese
momento en que su visita puede pasar de ser un necesario acercamiento a
un país muy familiar culturalmente para transformarse en una concesión
de legitimidad a un régimen en decadencia.

Mientras en el Palacio de los Capitanes Generales un trono aguarda por
su rey, en la Plaza de la Revolución una silla espera la partida de su
dictador.

Nota de la Redacción: Este texto ha sido publicado este sábado 22 de
abril en el diario español El País .

Source: El rey, el presidente y el dictador -
http://www.14ymedio.com/opinion/rey-presidente-dictador-cuba-Espana-Margallo-Rajoy-Felipe-cubanos-raul_castro-yoani_sanchez-opinion_0_2204779501.html

En medio de la escasez, la industria del lujo se afianza en Cuba

En medio de la escasez, la industria del lujo se afianza en Cuba

El empresario italiano Giorgio Gucci abrió este sábado la filial
multimarca "Giorgio G. VIP" en el Hotel Manzana Kempinski, con artículos
de Versace y Armani.
La industria del lujo toma posiciones a paso rápido en Cuba con la
apertura oficial este sábado de tiendas de marcas exclusivas como
Versace, Armani, Montblanc y L'Occitane en Provence, todas ubicadas en
la primera planta del Manzana Kempinski, el primer hotel cinco estrellas
plus que será inaugurado en la isla.

La inédita galería comercial, ubicada en la planta baja de la
instalación gestionada por la cadena suiza Kempinski, será un reclamo
para el turismo de alta gama que quiere atraer el país caribeño, que ha
experimentado un "boom" de visitantes en coincidencia con el deshielo en
las relaciones con EEUU.

"Cuba se ha convertido en el paraíso de la moda, por eso quise venir
aquí", dijo a Efe el empresario italiano Giorgio Gucci, que abrió este
sábado la filial multimarca "Giorgio G. VIP" en el Hotel Manzana, con
artículos de Versace y Armani, "grandes amigos" de este representante de
la tercera generación de la dinastía Gucci.

Aclaró que es una "empresa personal" que emprendió después que la
familia vendiera la famosa marca que fundó su abuelo y con la que lleva
trabajando varios años en la isla.

En la misma ubicación de La Habana Vieja, quien se lo permita podrá
comprar productos de Montblanc, Lacoste, Longiness, L'Occitane en Provence.

Gucci calificó de "positivo" y conveniente para el cliente encontrar en
un mismo espacio varias firmas "con lo mejor del mercado de lujo
europeo", que hasta ahora eran muy difíciles de encontrar, excepto en
algnas tiendas dispersas por hoteles de La Habana o Varadero.

La casa de modas francesa Chanel escogió en mayo de 2016 al emblemático
Paseo del Prado para su primer espectáculo en Latinoamérica.

En enero pasado la firma francesa Guerlain regresó a La Habana y abrió
una tienda -donde además se venden fragancias de Dior, Givenchy, Hermés,
Loewe e Issey Miyake- también en el Prado, que bien podría convertirse
en la "Milla de Oro" de la isla.

Muy cerca de la famosa avenida habanera se encuentra el Hotel Manzana
Kempinski, que tiene previsto abrir próximamente, tras una costosa y
larga restauración, con 246 habitaciones y una variedad de servicios que
incluyen un bar panorámico y un spa-gimnasio con vista privilegiada.

El hotel es propiedad de la empresa hotelera estatal cubana Gaviota y
será administrado por Kempinski, con más de 100 años de historia como
líder en el sector hotelero europeo de lujo.

En las inmediaciones del Centro Histórico habanero también se
inaugurarán próximamente otros dos lujosos hoteles, el Packard con 300
habitaciones, y el Prado y Malecón, actualmente en construcción en la
esquina de esas dos avenidas y que contará con 208 habitaciones.

En 2016 Cuba recibió por primera vez en su historia a 4 millones de
turistas en 2016, récord que representó un crecimiento de 14,5 %, y que
proyecta subir hasta 4,2 millones este año.

(EFE)

Source: En medio de la escasez, la industria del lujo se afianza en Cuba
-
http://www.martinoticias.com/a/cuba-escasez-industria-lujo-turismo/143520.html

La industria del lujo se afianza en Cuba de la mano de Armani y Versace

La industria del lujo se afianza en Cuba de la mano de Armani y Versace
Agencia EFE 23 de abril de 2017

La Habana, 22 abr (EFE).- La industria del lujo toma posiciones a paso
rápido en Cuba con la apertura oficial hoy de tiendas de marcas
exclusivas como Versace, Armani, Montblanc y L'Occitane en Provence,
todas ubicadas en la primera planta del Manzana Kempinski, el primer
hotel cinco estrellas plus que será inaugurado en la isla.

La inédita galería comercial, ubicada en la planta baja de la
instalación gestionada por la cadena suiza Kempinski, será un reclamo
para el turismo de alta gama que quiere atraer el país caribeño, que ha
experimentado un "boom" de visitantes en coincidencia con el deshielo en
las relaciones con EE.UU.

"Cuba se ha convertido en el paraíso de la moda, por eso quise venir
aquí", dijo a Efe el empresario italiano Giorgio Gucci, que abrió este
sábado la filial multimarca "Giorgio G. VIP" en el Hotel Manzana, con
artículos de Versace y Armani, "grandes amigos" de este representante de
la tercera generación de la dinastía Gucci.

Aclaró que es una "empresa personal" que emprendió después que la
familia vendiera la famosa marca que fundó su abuelo y con la que lleva
trabajando varios años en la isla.

En la misma ubicación de La Habana Vieja, quien se lo permita podrá
comprar productos de Montblanc, Lacoste, Longiness, L'Occitane en Provence.

Gucci calificó de "positivo" y conveniente para el cliente encontrar en
un mismo espacio varias firmas "con lo mejor del mercado de lujo
europeo", que hasta ahora eran muy difíciles de encontrar, excepto en
algnas tiendas dispersas por hoteles de La Habana o Varadero.

Tras el proceso de acercamiento con EE.UU., iniciado en diciembre de
2014, Cuba ha vivido momentos clave que han demostrado su gradual
apertura al mundo, entre ellos el desfile de la casa de modas francesa
Chanel, que escogió en mayo de 2016 al emblemático Paseo del Prado para
su primer espectáculo en Latinoamérica.

En enero pasado la firma francesa Guerlain regresó a La Habana y abrió
una tienda -donde además se venden fragancias de Dior, Givenchy, Hermés,
Loewe e Issey Miyake- también en el Prado, que bien podría convertirse
en la "Milla de Oro" de la isla.

Muy cerca de la famosa avenida habanera se encuentra el Hotel Manzana
Kempinski, que tiene previsto abrir próximamente, tras una costosa y
larga restauración, con 246 habitaciones y una variedad de servicios que
incluyen un bar panorámico y un spa-gimnasio con vista privilegiadas.

El hotel es propiedad de la empresa hotelera estatal cubana Gaviota y
será administrado por Kempinski, con más de 100 años de historia como
líder en el sector hotelero europeo de lujo.

En las inmediaciones del Centro Histórico habanero también se
inaugurarán próximamente otros dos lujosos hoteles, el Packard con 300
habitaciones, y el Prado y Malecón, actualmente en construcción en la
esquina de esas dos avenidas y que contará con 208 habitaciones.

En 2016 Cuba recibió por primera vez en su historia a 4 millones de
turistas en 2016, récord que representó un crecimiento de 14,5 %, y que
proyecta subir hasta 4,2 millones este año.

Source: La industria del lujo se afianza en Cuba de la mano de Armani y
Versace -
https://es.noticias.yahoo.com/industria-lujo-afianza-cuba-mano-armani-versace-000221347.html

Cuba buscará impulsar la llegada de cruceros a los puertos de Cienfuegos y de Santiago de Cuba

Cuba buscará impulsar la llegada de cruceros a los puertos de Cienfuegos
y de Santiago de Cuba
Publicado 22/04/2017 13:02:43CET
MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cuba buscará potenciar la llegada de cruceros al país, con entradas en
los puertos de Cienfuegos y de Santiago de Cuba, además de La Habana,
según el presidente del Grupo Internacional de Turoperadores y Agentes
de Viajes, Havanatur, José Manuel Bisbé York.

La industria turística cubana, convertida en el sector más dinámico de
la economía de la isla, trata de impulsar la entrada de cruceros a
diversos puertos, a los que ya llegan buques de las compañías
estadounidenses Carnival, Pearl Seas, Royal Caribbean Cruise y Norwegian
Cruise Line. A la isla llegan 12 líneas y marcas de cruceros, cuyas
naves sobrepasan el millón de pasajeros.

Havanatur lanzará una campaña que impulse la llegada de cruceros al
país, con entradas en los puertos de Cienfuegos, al centro sur del país,
y de Santiago de Cuba, en la región oriental, además de La Habana.
Estudia la posibilidad de iniciar este año operaciones con embarcaciones
de una capacidad superior a los 2.000 viajeros.

Con el continuado crecimiento desde finales de 2016, cuando se alcanzó
la cifra de unos 88.000 cruceristas, la llegada de turistas en
embarcaciones ha continuado en ascenso y en los dos primeros meses de
este año se recibieron alrededor de 55.000 viajeros, según datos de
Havanatur.

"Según estimados, en 2017 se podrá alcanzar una cifra que oscila entre
200.000 y 300.000 visitantes llegados en cruceros", explica Bisbé a la
prensa cubana.

AUMENTO DE LOS INGRESOS.

Cada crucerista que viaja a Cuba gasta una media de 5,92 dólares en cada
escala, según datos de la Asociación de Cruceros del Caribe y La Florida.

La isla podría aprovechar la capacidad operativa creada para recibir
cerca de 1,2 millones de cruceristas, con más de 1.000 escalas de los
buques en un año, lo que generaría ingresos por más de 139 millones de
dólares (129 millones de euros), según fuentes gubernamentales cubanas.

El Ministerio del Turismo de Cuba (Mintur) ha confirmado que este año
esperan recibir a 4,2 millones de visitantes internacionales en todas
las modalidades de viajes, 164.423 más que en 2016. El año pasado
recibieron un 14,5% más de visitantes en comparación a 2015.

Source: Cuba buscará impulsar la llegada de cruceros a los puertos de
Cienfuegos y de Santiago de Cuba -
http://www.notimerica.com/sociedad/noticia-cuba-buscara-impulsar-llegada-cruceros-puertos-cienfuegos-santiago-cuba-20170422130243.html

Doce horas sin Nauta en Cuba

Doce horas sin Nauta en Cuba
Redacción de CiberCuba

Los servicios nautas y conmutados de enet se verán afectados durante 12
horas este domingo 23 de abril, debido a los trabajos de actualización
tecnológica de la plataforma que permite el acceso a la navegación en la
isla.

Según un reporte del periódico Escambray de Sancti Spíritus, la Empresa
de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) interrumpirá el servicio durante
los horarios comprendidos entre las 00:00 a.m. y las 12:00 m.

En ese tiempo no podrán efectuarse recargas desde el exterior y estará
paralizada la comercialización en la red comercial de Etecsa de las
cuentas temporales y permanentes aunque según Etecsa, el acceso al
correo nauta desde el móvil no sufrirá afectaciones.

También se interrumpirán los servicios en salas y áreas wifi, el
servicio nauta Hogar (clientes con servicio contratado en La Habana
Vieja) y los servicios conmutados de enet, que incluyen conectividad,
correo y navegación, aclara la nota.

Con información de Escambray.

Source: Doce horas sin Nauta en Cuba - CiberCuba -
https://www.cibercuba.com/noticias/2017-04-22-u1-e20037-doce-horas-nauta-cuba

Reformas en Cuba no cambian un país que vive a un ritmo cadencioso

Reformas en Cuba no cambian un país que vive a un ritmo cadencioso
Abril 23, 2017 05:00 TIEMPO DE LECTURA: 4 MINUTOS

En la Cuba del presidente Raúl Castro pareciera que el reloj se detuvo
en los años de 1960. Las reformas emprendidas hace una década lograron
cambiar el paisaje cubano, pero sin imponer un nuevo ritmo a la isla.

Frente a los edificios en ruinas del centro de La Habana, una escena
típica: jugadores de dominó sentados en la acera bajo la mirada de
residentes asomados a sus balcones, apenas perturbados por el ruido de
los motores de los clásicos estadounidense de los años 1950 y de Ladas
de la época soviética.

Esta visión indolente y anticuada de la vida cubana, que termina por
atrapar a los turistas, es asociada con frecuencia al sistema comunista,
en una isla donde "hacer colas" devino un arte de vida y la burocracia
una fatalidad.

"Vivimos en cámara lenta, por ser isla, por ser Caribe y por todo lo que
el tempo del socialismo nos ha legado, porque aquí el tiempo no es oro;
muy pocas personas producen algo para sí mismas", explica la escritora
cubana Wendy Guerra, de 46 años, que reside en la isla donde se publica
muy poco su obra.
En su novela Todos se van, la heroína termina congelada en el Malecón,
la costanera habanera, "en la inmovilidad de Cuba".

"El subconsciente de todo cubano es un salón de espera; nos han enseñado
a esperar y no nos dimos cuenta", comenta a su turno Alejandro Campins,
un pintor que convirtió al letargo cubano en uno de sus temas favoritos.

Hacer colas es parte de la idiosincrasia. "Aquí para todo es un problema
acceder con facilidad a ciertas cuestiones: un servicio, la
alimentación", confirma Daniel Ríos, un agente portuario de 36 años, al
momento de hacer una larga fila en el centro de La Habana.

Este sentimiento de letargo y el ambiente anticuado son fuente de
inspiración para escritores, pintores y otros artistas locales.

Para Dagoberto Rodríguez, miembro del colectivo Los Carpinteros, ir a
Cuba es realizar un viaje al pasado. "El tiempo aquí no corre", explica.
En 2012, el grupo realizó una performance recordada, al poner a un grupo
de danza a bailar de espaldas en una céntrica avenida habanera, lo que
simbolizaba el viaje permanente al pasado de los cubanos.

Momento de cambios

Pero para una parte de los cubanos, las cosas comenzaron a evolucionar
tras la llegada de Raúl Castro a la Presidencia en 2008.

Durante su gobierno, Cuba emprendió una transformación, al menos en el
aspecto económico: cada día llegan más turistas, las zonas wifi florecen
y los restaurantes y hoteles privados –antes prohibidos– ahora saltan a
la vista.

"El tiempo se aceleró en Cuba como resultado de la reforma económica",
sostiene Arturo López-Levy, profesor de la Universidad de Texas Río
Grande Valley, que también advierte sobre "una mejor interacción con el
resto del mundo gracias a los avances tecnológicos".

Pequeños negocios privados, viajes, compraventa de inmuebles y autos:
las reformas permitieron una ligera emancipación que, conjugada con un
espectacular deshielo diplomático con Estados Unidos –impulsado por la
administración del demócrata Barack Obama en diciembre de 2014–, logró
modificar la percepción de Cuba en el exterior.

Actualmente, algunos consideran que el país se "abrió". Pero, aunque los
jóvenes se sienten cada vez más atraídos por la zonas wifi, muchos
juzgan los avances como superficiales. "El tiempo puede estar moviéndose
rápidamente según los estándares cubanos, pero no para el resto del
mundo", opina Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano.
"Para la mayoría de los cubanos, la vida sigue igual", apunta.

De hecho, casi seis décadas después del triunfo de la revolución, con
Fidel Castro a la cabeza, un Castro –su hermano Raúl– sigue en el poder,
la oposición continúa amordazada, el embargo estadounidense está vigor y
la economía de la isla, que el Estado controla en 80%, no logra los
niveles de inversión extranjera necesarios. En esa línea de
razonamiento, el representante en Cuba del grupo finlandés Nokia,
Charles Ferrer, también cree que en ese país el tiempo es "mucho más
largo" que lo que suele ser.

Desde su perspectiva, esa situación resulta difícil de entender para las
corporaciones extranjeras, porque por ejemplo un contrato que en un país
lleva tres meses, seis meses, en Cuba puede demorarse hasta uno o dos años.

El economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad Javeriana de
Colombia, lamenta que Cuba esté "en una dimensión de tiempo diferente",
y también le preocupa que las reformas no se hicieran "con la velocidad
y el alcance previstos".

Pero el presidente Raúl Castro lo dejó bien claro: las reformas se
implementarán "sin prisa pero sin pausa". El general de 85 años se
comprometió a dejar el poder en febrero. Aunque quizá para entonces le
habrá faltado tiempo para completar los cambios.

Fuente: AFP

Source: Reformas en Cuba no cambian un país que vive a un ritmo
cadencioso | Alimentación -
http://www.elobservador.com.uy/reformas-cuba-no-cambian-un-pais-que-vive-un-ritmo-cadencioso-n1061197

Should U.S. Companies Hit ‘Pause’ on Doing Business in Cuba?

Should U.S. Companies Hit 'Pause' on Doing Business in Cuba?
Apr 20, 2017

President Trump's government has yet to reveal its hand on the issue of
reconciliation with Cuba. There had been a lot of progress towards
greater ties following President's Obama's overtures in December 2014:
Some cooperation agreements were signed – particularly in aviation and
communications — and Google and Airbnb now have a presence on the island
nation. But only about two dozen U.S. companies have taken early steps,
and there has been limited progress on other fronts, such as the
reconciliation of Cuban-Americans with the Cuban people.

And while President Trump had supported more economic ties with Cuba in
the past, just before the presidential election he reversed course. That
makes it unclear what business should expect going forward.

The overarching issue is the ongoing U.S. economic embargo, noted
Cuban-American attorney Gustavo Arnavat at the recent 2017 Wharton Latin
American Conference. Arnavat, now a senior adviser at the Center for
Strategic and International Studies, had a front-row seat on U.S.-Cuba
policy as an advisor to President Obama's team on the issue. He also
represented the U.S. in 2009 at the Inter-American Development Bank
(IDB), the largest provider of development finance in Latin America.

"It would be crazy for anyone right now to be trying to invest in Cuba,
even in those areas we can invest, because at any moment, the Trump
administration may come out and totally reverse what was done
previously," he said. Adding further to the uncertainty, Cuban President
Raul Castro is scheduled to leave office in February 2018, with no clear
successor in the wings.

Arnavat took stock of the emerging state of U.S.-Cuban ties in a
discussion with Knowledge@Wharton at the recent Wharton Latin American
conference. An edited transcript of the conversation appears below.

Knowledge@Wharton: It was a historic time in the Winter of 2014 when the
U.S. government decided that a policy that had been in place for 50
years was no longer working, and that it was time to rethink how the
U.S. and Cuba were engaging with one another, and try to normalize
relationships at whatever level was possible. Could you describe why and
how you got involved in U.S.-Cuba relations before President Obama's
policy shift on December 12, 2014?

Gustavo Arnavat: The greatest variable contributing to my interest in
Cuba has to do with the fact that I was born in Cuba. I grew up in a
very conservative, Republican household in Hialeah, Florida, and there
wasn't a day that went by that a family member, or friend or visitor
didn't criticize some element of the Cuban revolution or talked about
Cuba. So, it was impossible for me not to be interested in Cuba and
U.S.-Cuba relations as I grew up. Later, I came to understand that the
world was not black and white, and that realization and complexity made
me even more interested in the topic.

After law school, I was a lawyer focusing on sovereign finance and
corporate finance, and eventually went over to investment banking on
Wall Street. I worked on many deals, but Cuba was never part of that,
for obvious reasons. Nevertheless, there was always a part of me that
wanted to be involved, somehow. Eventually, I became involved in several
projects examining U.S policy toward Cuba, but all of that came to an
end when I joined the Obama Administration because I was at the IDB, and
Cuba wasn't a member of the IDB, and I otherwise wasn't involved in
setting Cuba policy while I worked in the Obama Administration.

Knowledge@Wharton: The major policy shift occurred in December 2014.
What do you think motivated President Obama to make such a major change?

Arnavat: The primary reason is that this was something that I think
President Obama wanted to do for a long time. When he was a senator in
Illinois, he spoke about the futility of the embargo. At the annual
luncheon of the Cuban-American National Foundation in Florida in May
2008, he said that if Cuba began to open up, starting with releasing all
political prisoners, he would begin a dialogue that could lead to
normalized relations. This was startling and unprecedented for a
presidential candidate of either political party. Anyone from Miami
knows that advocating "normalized" relations and a "dialogue" with the
Cuban government just 15 or 20 years ago was a very dangerous thing to do.

He also faced pressure from other Latin American countries, particularly
in the context of the Summit of the Americas. A number of the countries'
presidents told President Obama during the Summit in Cartagena, Colombia
in 2012, that for the next summit (in Panama City in 2015, if Cuba is
not invited, they were not going to participate. That also weighed on
the White House

Related to this, there was a growing consensus in the region – and U.S.
foreign policy –that the primary issues affecting Latin America were not
the same ones from 20, 30 or 40 years ago, which chiefly included
unstable and undemocratic governments, drug trafficking, corruption,
etc. Instead, the focus has been on trade and economic development
through integration. If you are the U.S., it's difficult to make a case
for global economic integration and certainly regional economic
integration, when Cuba is prevented from being fully integrated from an
economic perspective. Finally, President Obama felt that since the
elections of 2014 were over, he had nothing to lose from a political
perspective, and the timing was right to do what he wanted to do all along.

But very little could be done while Alan Gross remained in Cuban
custody, and the Cubans knew this to be the case. [Editor's note: Alan
Gross, a U.S. government contractor employed by the United States Agency
for International Development (USAID), was arrested in Cuba in 2009.]

Knowledge@Wharton: What was your reaction to the policy shift and what
steps did you take?

Arnavat: I was shocked. After I left the IDB, I became aware of a
growing number of Cuban Americans, particularly in Miami, who were
successful lawyers, businesspeople and bankers, who wanted to promote
engagement between the U.S. and Cuba in order to help the Cuban people
more directly. We thought, what can we do? How can we try to convince
the White House to go in a different direction? But we were extremely
pessimistic because we had witnessed very little interest on the part of
the White House, especially because of the situation with Gross.

With the 2016 presidential election on the horizon, we thought U.S.-Cuba
policy would once again be the victim of domestic political
considerations. That was despite the fact that Hillary Clinton in her
book (titled Hard Choices, published in 2014), criticized the embargo in
a very open way, and in a way that was unexpected. Some of us in
retrospect thought that was her signal to the White House to encourage
it to pursue engagement.

When the announcement was made, the thinking was, we were finally going
to be able to sit down with the Cubans, and talk to them about all the
issues that two normal countries should want to engage in, on areas of
mutual interest. Little did I know that in fact, they had been
negotiating for about 18 months, but this was an opportunity to test the
waters and see to what extent it made sense to engage diplomatically and
commercially in ways that would benefit both countries.

So a number of us provided the White House with our insights, though few
of us had very high expectations over the short-term effects of an
opening toward Cuba, especially with respect to political matters.

Knowledge@Wharton: How would you assess the progress since the winter of
2014? Has there been real progress, or as somebody once said, is it a
triumph of hope over experience?

Arnavat: I break it down into three buckets. Let's call the first bucket
official U.S.-Cuba bilateral relations. The second bucket is commercial
relations between the U.S. and Cuba. The third is Cuban-American
reconciliation issues.

On the official bilateral bucket, a lot has been accomplished. After
more than 50 years of acrimony between the two countries, diplomatic
relations were reestablished. Embassies were reopened. As part of that
process, Cuba was removed from the list of state sponsors of terrorism,
based on an analysis conducted by the State Department with input from
our intelligence community. Regular mail service was established between
the two countries.

Migration talks were regularized, and they've become much more
substantive and more meaningful. Agreements were entered into with
respect to cooperation in law enforcement, environmental disasters and
other areas. I believe close to two dozen such agreements were reached.
A lot was accomplished given the relationship the two countries had.
However, I know that Obama Administration officials were frustrated that
more wasn't accomplished on the human rights front, although the belief
is that civil society in general has benefited because of the new policy
approach.

On the other hand, the biggest issue is the embargo, which is still in
place. Another issue relates to property claims that U.S. citizens have
against Cuba for property that was expropriated in the first few years
of the revolution. Those have still not been resolved, and they're far
from being resolved. Keep in mind, this was the primary reason why the
U.S. broke off diplomatic relations in the first place. So in that
sense, very little progress has been made.

As far as the commercial relationship is concerned, the assessment
depends on whom you talk to; the Cubans believe that a lot of progress
was made given that the embargo remains in place. On the bilateral
front, commercial flights between the U.S. and Cuba were reestablished.
U.S. Airlines, as part of a process led by the Department of
Transportation, competed for those routes, and six or seven airlines won
those routes.

A number of mobile carriers like AT&T and Verizon have entered into
roaming agreements with the Cuban government. You may not think that's a
big deal, except that before, there were no such roaming agreements and
it made mobile phone communications very difficult. Airbnb is there,
which is very helpful for travelers who don't want to pay for relatively
expensive hotels in Havana. Google has a presence now, and U.S. cruise
ships are sailing into Havana and bringing Americans.

However, a lot more could have been done. One of the missed
opportunities is in fact that not as many deals were done. That's bad
for a number of different reasons. One, U.S. companies have missed out.
The Cuban people and the Cuban government have missed out on great U.S.
products and services. While the Trump administration is reviewing the
policy, instead of having a hundred companies advocating, you only have
25 or 30 or so going to their congressional representatives and saying,
look, we have this business now in Cuba.

When you ask the Cuban government, they will grant that a lot of
proposals were presented to the Cuban government. The pushback came for
a variety of reasons. In some cases, the companies were too small or
were startups. They want to be able to deal with the major players. The
problem with deals that were proposed by major global corporations was
that those proposals didn't necessarily fall into one of the priority
areas in Cuba's plan for economic development.

Then, even with the right kind of company, in a priority area, they
would site the embargo. They would say that even if we wanted to do
this, we couldn't, because there's no way that U.S. companies could pay
for a service or the other way around. They are right to an extent,
because of the continuing restrictions on financial transactions, but
more important, the way those restrictions and regulations have been
interpreted by legal counsel and compliance officers at major financial
institutions around the world, especially in the U.S. They're very well
aware that if you run afoul of those regulations, you get hit with a
multi-billion-dollar fine, as has happened, even recently.

At the same time, investment conditions in Cuba are very challenging for
U.S. companies that are not accustomed to working with foreign
governments in transactions normally involving private sector companies
as counterparts. But the reality is that doing business in Cuba
necessarily means doing business with the government, and not all U.S.
companies are prepared to do that at this point.

So those are in the first two buckets. In the third bucket, on
reconciliation, Cuban-Americans are going to play some role, just as
they have played an important role in shaping U.S.-Cuba policy in the
past. I know that many Cuban government officials are not comfortable
with that involvement, but the sooner we can start to engage from that
perspective and have reconciliation, the better it is both for Cubans in
the U.S. as well as Cubans on the island. Very little has been done, or
has occurred, on that front because of the lack of mutual trust.

Knowledge@Wharton: You've just returned from Cuba. Looking at things
right now, what are the biggest opportunities in Cuba, and what are the
biggest challenges or the biggest risks?

Arnavat: Imagine you discovered a country that you didn't know existed.
You realize that less than 100 miles away from the U.S. is a country
that, if it were a U.S. state, would be the eighth-largest in
population, right after Ohio, for example. It has 11 million people who
are very well educated, despite all of the challenges in Cuba, and lack
of resources. It has software engineers, for example, who graduate from
some of the best technology universities in Cuba, but they're
underemployed. A lot of people code quite a bit in Cuba. So from a human
capital perspective, it's a country that is enormously resourceful, and
this presents a huge opportunity for U.S. companies that will invest
when they are able to do so.

From a natural resource perspective, it's a very large Caribbean
island, so it will be an important destination for tourism, or for
second homes for Americans, whenever that becomes a possibility. It's
got a health care system that is, again, very poorly resourced, but
there is a high level of training on the part of medical staff there,
and access to knowledge and technology. Some presidents in Latin America
from the ALBA countries (the 11-member Bolivarian Alliance for the
Peoples of Our America), when they get seriously sick, they go to
Havana. Medical tourism would be of great interest as an area to invest
in if that were possible.

It is also a country that has tremendous needs from an infrastructure
perspective. The roads are quite better than a lot of places I've been
in the Caribbean, and certainly Central America. But it's a country that
needs to be rebuilt from the ground up. The question, of course, is
going to be how do you pay for it? That brings us to the challenges.
There is no access to capital. It has a legal system that was set up to
support a socialist economic model, which is anachronistic and foreign
to U.S. investors. They're beginning to figure that out, and are
struggling with how to emerge and how to evolve from that. But even
those who recognize the need for change don't want that change to be
forced on them from abroad. This is an essential point to keep in mind.

Cubans are increasingly getting comfortable referring to non-state
employees or entrepreneurs as the private sector, although officially
it's called the non-state sector. I am certain that when things do open
up, and the right incentives are in place, the human capital there is
going to be such that Cuba is going to be well-placed as a market for
Americans to investment.

I'm not sure how independent the judiciary is to resolve disputes
between, let's say a foreign company, a foreign investor and an entity
where the Cuban government may have an interest. So that's obviously a
risk for any U.S. company to consider. It's a risk in any country, but
especially in a country where the government plays such an important
role in the running of the society. There is also the political risk
associated with the fact that [President Raul] Castro is supposed to
leave office on February 24 of next year, and it's always unclear as to
who's going to take over and in what direction the country will go.

If you have to put a bet, Cuba is likely to continue on a socialist
trajectory for an indefinite period of time. You also have the immediate
risk of the Trump administration in trying to decide what to do. So it
would be crazy for anyone right now to be trying to invest in Cuba, even
in those areas we can invest, because at any moment, the Trump
administration may come out and totally reverse what was done previously.

Knowledge@Wharton: How do you think U.S. policy towards Cuba will evolve
under President Trump? You were very complimentary about President
Obama, very optimistic about reading Hillary Clinton's book and what she
said about Cuba. What's your assessment of what President Trump will do,
and what that will mean for Cuban-American relations?

Arnavat: I honestly have no idea. And I don't think anyone has any idea.
People in Cuba have no idea. It could go in lots of directions. It seems
that President Trump is not going to come out any time soon and say
we're going to continue to engage without the Cubans making any
quote-unquote "concessions."

Trump has said very little about Cuba in his career. He appeared to
entertain launching a potential campaign in the 1990s, I believe it was
in Miami he talked about how he was such a strong supporter of the
embargo and he would never do business in Cuba while the Castro brothers
were in place, etc.

Two years later, as it turns out, he sent a consultant to Cuba — a paid
consultant, to figure out how to do business in Cuba. Beginning about
six years ago up until sometime last year, people in the Trump
organization had visited Cuba, exploring opportunities in golf and
hotels, hospitality, that sort of thing. So we know that from a
commercial perspective, he definitely has been interested in doing so.
And, it makes sense, given his investments in China and other countries
that don't adhere to U.S. standards of human rights and democracy.

When President [Obama] announced the policy shift, on a few occasions,
[Trump] said that he supported the engagement. One time, I think he was
in a debate in Miami, a primary, and he said something along the lines
of, "Come on, folks, it's been over 50 years. We've got to move on.
We've got to try something else." But then about six weeks before the
election, he began to tailor his message much more to the conservatives
and the hardliners in the community. He said, "Unless the Cubans take
steps to," and I think he said, "to provide for more political freedoms
and religious freedoms, then I'm going to reverse everything." Mike
Pence said that as well shortly before and maybe after the election.

But having said that, [Trump's policies regarding Cuba are] just not
clear. There are a number of individuals who worked on [Trump's]
transition team, who are involved in the administration, who have been
very focused the last 15-20 years on enforcing the embargo, on
tightening the embargo, on making life as hard and difficult for the
Cuban government. Those people are certainly weighing in very heavily on
the policy. A policy review is ongoing, but it is unclear when they'll
be done with that and what the outcome will be. I imagine an important
consideration will be the change in government that I mentioned previously.

Knowledge@Wharton: When you met people in Havana, what did you hear from
them about how they expect relations with the U.S. to shape up?

Arnavat: Shortly after the announcement of the policy shift, something
like 97% of the Cuban people expressed they were in favor of the
engagement, and of reestablishing diplomatic relations, etc. This makes
sense, because the more Americans that travel to Cuba and invest in
Cuba, the greater the economic benefits to the Cuban people in general.

Everyone is concerned that in fact, the policy will reverse, that there
will be fewer people visiting, fewer people making investments, as a
result of a decrease in remittances that are used as seed capital to
start new businesses on the island. Even if you stay at a state-owned
hotel, you hire private taxis, and you eat in private restaurants that
are allowed under Cuban law. So a lot of people who are private
individuals are in fact benefitting because of the increase in travel
between the U.S. and Cuba. And they're very concerned about that not
occurring

Source: Should U.S. Companies Hit 'Pause' on Doing Business in Cuba? -
Knowledge@Wharton -
http://knowledge.wharton.upenn.edu/article/why-business-should-hit-pause-on-new-u-s-cuba-ties/

Giorgio Gucci inaugura su exclusiva tienda en La Habana

Giorgio Gucci inaugura su exclusiva tienda en La Habana
AGENCIAS | La Habana | 23 de Abril de 2017 - 11:02 CEST.

El empresario italiano Giorgio Gucci inauguró su boutique Giorgio G. VIP
en el hotel Manzana Kempinski este sábado en La Habana.

"Cuba se ha convertido en el paraíso de la moda, por eso quise venir
aquí", dijo a EFE.

En la inauguración estuvieron presentes, entre otros, los reguetoneros
Yomil y el Dani, que escribieron en Instagram: "Super agradecidos y
contentos de compartir con el señor Giorgio Gucci. Hoy ha sido un día
muy especial para nosotros".

La tienda incluye artículos de Versace y Armani, "grandes amigos" de
este representante de la tercera generación de la dinastía Gucci.

Asimismo, el italiano aclaró que es una "empresa personal" que emprendió
después que la familia vendiera la famosa marca que fundó su abuelo y
con la que lleva trabajando varios años en la Isla.

En la misma ubicación de La Habana Vieja, quien se lo permita podrá
comprar productos de Montblanc, Lacoste, Longiness, L'Occitane en Provence.

Gucci calificó de "positivo" y conveniente para el cliente encontrar en
un mismo espacio varias firmas "con lo mejor del mercado de lujo
europeo", que hasta ahora eran muy difíciles de encontrar, excepto en
algnas tiendas dispersas por hoteles de La Habana o Varadero.

La industria del lujo toma posiciones a paso rápido en Cuba con la
apertura oficial de tiendas de marcas exclusivas como Versace, Armani,
Montblanc y L'Occitane en Provence, todas ubicadas en la primera planta
del Manzana Kempinski, el primer hotel cinco estrellas plus que será
inaugurado en la Isla.

La inédita galería comercial, ubicada en la planta baja de la
instalación gestionada por la cadena suiza Kempinski, será un reclamo
para el turismo de alta gama que quiere atraer el país caribeño, que ha
experimentado un "boom" de visitantes en coincidencia con el deshielo en
las relaciones con EEUU.

Tras el proceso de acercamiento con Washington, iniciado en diciembre de
2014, La Habana ha vivido momentos clave, entre ellos el desfile de la
casa de modas francesa Chanel, que escogió en mayo de 2016 al
emblemático Paseo del Prado para su primer espectáculo en Latinoamérica.

En enero pasado la firma francesa Guerlain regresó a La Habana y abrió
una tienda también en el Prado, donde además se venden fragancias de
Dior, Givenchy, Hermés, Loewe e Issey Miyake.

Muy cerca de la famosa avenida habanera se encuentra el Hotel Manzana
Kempinski, que tiene previsto abrir próximamente, tras una costosa y
larga restauración, con 246 habitaciones y una variedad de servicios que
incluyen un bar panorámico y un spa-gimnasio con vista privilegiadas.

En las inmediaciones del Centro Histórico habanero también se
inaugurarán próximamente otros dos lujosos hoteles, el Packard con 300
habitaciones, y el Prado y Malecón, actualmente en construcción en la
esquina de esas dos avenidas y que contará con 208 habitaciones.

En 2016 Cuba recibió por primera vez en su historia a cuatro millones de
turistas, récord que representó un crecimiento de 14,5%, y que proyecta
subir hasta 4,2 millones este año.

Source: Giorgio Gucci inaugura su exclusiva tienda en La Habana | Diario
de Cuba - http://www.diariodecuba.com/cultura/1492938146_30587.html

'Los repasadores de hoy son los maestros preparados que teníamos antes'

'Los repasadores de hoy son los maestros preparados que teníamos antes'
MANUEL ALEJANDRO LEÓN VELÁZQUEZ | Guantánamo | 23 de Abril de 2017 -
00:07 CEST.

"Los repasadores de hoy son los maestros que teníamos tiempo atrás",
dice Odelmys Navarro Verdecia, una de las tantas madres guantanameras
que destinan parte de sus ingresos a pagar para que sus hijos reciban
clases particulares.

"Todo padre que tenga interés en que sus hijos aprendan debe considerar
contratar a un repasador", la apoya Delia Hernández Palmero. "La escuela
es importante, pero los contenidos se imparten, como se dice, por
arribita", argumenta.

"En las escuelas hay muchos maestros de corta edad, que tienen muy poca
experiencia; no tienen la pedagogía y la metodología para trabajar con
la adolescencia, por ejemplo, que es una edad tan difícil. Sin embargo,
los repasadores son maestros con vasta experiencia", opina.

Teresa González, una de esas maestras particulares, coincide con Delia
Hernández en que muchos padres ven en las aulas "a profesores demasiado
jóvenes", que "no demuestran tener vocación" y no inspiran "confianza".

No pocos de esos jóvenes "optaron por la carrera pedagógica para obtener
un título al no conseguir ingresar en otros estudios", dice González.
Con frecuencia, "buscan un motivo para pedir una licencia y no siempre
el director del centro tiene en sus manos un suplente para cubrir ese
espacio, por lo que los alumnos son repartidos entre las demás aulas" o
se quedan sin profesor durante meses.

Lo cierto es que son cada vez más las familias que envían a sus hijos a
"reforzar" la jornada de estudio con un maestro repasador.

Muchos profesores abandonaron las aulas durante el recrudecimiento de la
crisis económica de los 90 en busca de empleos mejor remunerados. Los
bajos salarios y las duras condiciones de trabajo no han cambiado
sustancialmente desde entonces. Las medidas tomadas por el Gobierno para
mejorar la situación en las escuelas han sido ineficaces o
contraproducentes, como ocurrió con los llamados "maestros emergentes" o
las "teleclases".

"Somos consecuencia de un sistema deprimido", opina Esther López
Ramírez, quien fue Metodóloga de Educación durante 40 años y hoy es
maestra repasadora.

En Guantánamo, dice, hay profesores particulares que cobran "10 pesos
moneda nacional (MN) por encuentro y alumno; otros ponen cuotas
mensuales de 40 o 50 pesos. Los profesores de Matemáticas generalmente
cobran un poco más porque es una asignatura compleja", añade.

"En la escuela recibimos las clases, pero los repasadores son más
cercanos y, además, nos enseñan más la parte práctica que en realidad es
la que te familiariza con el contenido que tratas de aprender", comenta
Adriana Pérez Hernández, estudiante de noveno grado que va a repasos de
hora y media de Matemáticas los fines de semana.

Una madre que tiene a su niña en la escuela primaria cree que uno de los
principales problemas hoy es el número de estudiantes por aula.

"Nuestros hijos están mal en las clases porque las maestras tienen
demasiados alumnos y no les da tiempo a atender todos los problemas
directamente", afirma.

"Si los alumnos tienen dificultades desde la base, que son profundas en
ciertas asignaturas, necesitan ayuda porque en un grupo de 30 o 40
estudiantes es muy difícil atender a cada uno de ellos", coincide la
exmetodóloga Esther López. "Sin embargo, nosotros, que nos dedicamos a
repasar y que tenemos pocos alumnos, sí podemos llegar a cada estudiante
y ver la evolución de cada uno de ellos".

"En mi opinión, los maestros de hoy en día no ejercen correctamente su
función porque se apoyan demasiado en las 'teleclases'", critica Odelmis
Navarro Verdecia. Los repasadores "se entregan más a los estudiantes".

"Pero estos métodos alternativos no deberían ser necesarios", concluye
la exmetodóloga. "Si bien la educación es gratuita, también debería ser
de calidad".

Source: 'Los repasadores de hoy son los maestros preparados que teníamos
antes' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1492898834_30566.html

Qué pasa en el mercado de Egido?

¿Qué pasa en el mercado de Egido?
MANUEL GUERRA PÉREZ | La Habana | 23 de Abril de 2017 - 09:39 CEST.

Varios meses después del cierre del mercado de Egido son muchos los
afectados y pocos los avances en las obras de "remodelación" que realiza
el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura.

Desde que en enero pasado se anunció que el mercado se convertiría en un
establecimiento de productos topados, solo se observan unas paredes
levantadas y poco movimiento de trabajo.

"Estamos ampliando el área, vamos a construir un restaurante, los
productos cárnicos estarán en un local refrigerado, los granos se
venderán en una dependencia al lado", declaró bajo condición de
anonimato una funcionaria de Comercio Interior en el municipio La Habana
Vieja.

"Ya no habrá tanto relajo porque habrá más control, no permitiremos la
inflación de los precios", añadió y dijo que las labores deben estar
terminadas para el 26 de julio.

Obreros que trabajan en el lugar ponen, sin embargo, en duda esa fecha.

"Hemos levantando unas paredes y hecho par de cimientos, pero somos
pocos, unos 15 trabajadores de la construcción, y los materiales no
llegan, esto parece que va a demorar", dijo uno de ellos. "Aquí se sabe
cuándo se empieza, pero no cuándo se acaba".

"El mercado quedará más ampliado, se tomó una parte del espacio de la
Cremería Egido que está en la parte de atrás, allí en estos momentos
tenemos huecos abiertos para realizar los cimientos", añadió.

El cierre del mercado de Egido vino a complicar la situación que dejó la
desaparición de otras plazas como la de Cuatro Caminos, en 2014, donde
la corporación CIMEX construye actualmente un centro comercial.

Vecinos, trabajadores privados que dependían del mercado para surtir sus
negocios, revendedores e incluso policías se han visto perjudicados.

"Ahora solo tengo cinco productos en venta; ya los camiones no vienen
para acá, tengo que ir hasta el Vedado a comprar productos para poder
mantener el negocio abierto", se quejó Raúl, quien tiene un puesto de
viandas en La Habana Vieja.

En el mercado de Egido "podíamos comprar de todo, viandas, frutas, carne
de puerco y carnero, granos, especies, flores… cerraron y ahora no se
sabe cuándo vuelven abrir", comentó Ángela, de 67 años, quien vendía
ilegalmente bolsas plásticas en una de las puertas del establecimiento.

"Muchos se quejaban de los altos precios, pero en ningún lado los
productos son baratos. Ahora todos se lamentan porque no hay casi nada
para comprar y para colmo los carretilleros se han perdido porque la
Policía les ha estado decomisando las mercancías", dijo una señora que
tiene una fonda en la que oferta comidas.

Hombres que estibaban camiones en las madrugadas, vendedores ambulantes
que compraban a mejor precio a los transportistas, vecinos que ofrecían
locales para guardar mercancías también han sufrido las consecuencias.

"Aquí todo el mundo se buscaba plata, hasta policías venían para acá y
cuidaban que no les robaran mercancías a los camiones o asaltaran a los
campesinos. También las chicas mataban su jugada, se iban con 10 fulas
por acostarse con los camioneros", comentó un hombre que ganaba tres
dólares por vigilar mercancías por las noches.

Source: ¿Qué pasa en el mercado de Egido? | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1492807419_30569.html

sábado, 22 de abril de 2017

El auge de las relaciones entre Cuba y España

El auge de las relaciones entre Cuba y España
El país ibérico es el tercer socio comercial del gobierno castrista
después de Venezuela y China
Sábado, abril 22, 2017 | Miriam Leiva

LA HABANA, Cuba.- El Rey Felipe VI y Mariano Rajoy, presidente del
Gobierno de España, realizarán visitas oficiales a Cuba probablemente
antes de concluir 2017, próximo a finalizar Raúl Castro su ejercicio
como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Enhorabuena,
nuestro pueblo los acogerá en esta complicada etapa de relevo del poder
sin apertura política y difícil situación económica en Cuba, esperanzado
en su contribución para que cese el bloqueo interno.

El canciller Bruno Rodríguez oficializó las invitaciones durante
audiencias en Madrid con ambos mandatarios el 17 de abril. El miembro
del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y el ministro Alfonso
Dastis se habían encontrado en Bruselas con motivo de la firma del
primer acuerdo bilateral entre la Unión Europea y Cuba, el 12 de
diciembre de 2016.

Cubanos y españoles siempre han mantenido lazos afectivos, a pesar de
las guerras contra la metrópoli España para la independencia de Cuba y
el rechazo a la Posición Común de la Unión Europea de 1996 por el
gobierno isleño. Los soldados regresados después de 1898 y miles de
pobres españoles fueron acogidos con aprecio, incluso reflejado en los
simpáticos personajes del negrito, la mulata y el gallego en el teatro
vernáculo. Los últimos en llegar en grandes cantidades fueron los
gallegos, la mayoría de los cuales abrieron bodegas en todos los barrios
del país, y solaparon a oleadas colonizadoras provenientes de Andalucía,
Asturias, Cataluña y otras regiones, y a los agricultores de las Islas
Canarias, cultivadores del famoso tabaco cubano. Por eso a todos los
españoles se llama gallegos. La búsqueda de democracia y prosperidad se
invirtió fundamentalmente desde la década de los 90, y creció con la
posibilidad de obtener la nacionalidad española de padres y abuelos, de
suerte que, más que antes, cientos de miles no somos de allá ni de acá,
sino todo en uno.

El Rey Juan Carlos I viajó a La Habana para participar en la Cumbre
Iberoamericana de 1999, no en una visita oficial, y como Rey Emérito a
las exequias de Fidel Castro en noviembre de 2016. El presidente del
gobierno español Felipe González visitó oficialmente en 1986, pero José
María Aznar (Partido Popular-PP) solo lo hizo para la mencionada Cumbre.
Por entonces existía una fuerte confrontación entre Fidel Castro y Aznar
por su paternidad de la Posición Común de la Unión Europea, que se
agudizó por la condena de la UE a la represión de 2003 con el
encarcelamiento de 75 prisioneros de conciencia y el fusilamiento a tres
jóvenes que pretendieron secuestrar un barco sin realizar hechos de
sangre. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero (Partido Socialista
Obrero Español –PSOE) pretendió un cambio brusco hacia el gobierno
cubano desde su toma de posesión en 2004; la UE suspendió temporalmente
las sanciones diplomáticas en 2005 y las levantó definitivamente en
2008 para abrir el diálogo, que fue aceptado por el gobierno cubano.
Raúl Castro había asumido el poder en 2006 con necesidad de mejorar la
imagen internacional de su gobierno y procurar asistencia económica. En
2010 acordó con España y el acompañamiento de la Iglesia Católica
Cubana, la excarcelación de los 53 prisioneros que no tenían licencia
extrapenal por enfermedad y la salida voluntaria hacia España de los 75
y sus familiares.

Aunque las autoridades cubanas continuaron su hostilidad pública al
retornar el PP al gobierno de España en 2011, Mariano Rajoy optó por el
acercamiento bilateral y estimuló las negociaciones en la Unión Europea
para alcanzar un acuerdo de colaboración y eliminar la Posición Común, y
en el Club de París para la cancelación de la deuda de Cuba, acordes con
los históricos vínculos y los intereses de sus empresas, y en sintonía
con los cambios del presidente Barack Obama en la política de Estados
Unidos.

España es el tercer socio comercial de Cuba después de Venezuela y
China, con un intercambio de más de 1,200 millones de euros en 2015, el
principal inversor en el sector turístico y con presencia de unas 250
empresas de diversas producciones. La deuda cubana ascendía a 2.246
millones de euros (fuentes del Ministerio de Economía a ABC). De
ellos, 1.709 millones de euros fueron los intereses condonados, y los
537 millones restantes correspondían al principal de la deuda, que el
gobierno cubano deberá pagar, pero puede ser utilizado por las empresas
española para inversiones en Cuba, en el marco del acuerdo del Club de
París en diciembre de 2015. Los ministros de Relaciones Exteriores,
Economía e Industria, Margallo, José Manuel Soria y Luis de Guindos, así
como otros altos funcionarios, presidentes de Comunidades y empresarios,
han visitado La Habana.

Durante su estancia en Madrid, Bruno Rodríguez además sostuvo reuniones
con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe de la
gestora del PSOE Javier Fernández y el excanciller socialista Miguel
Ángel Moratinos, así como con Alberto Garzón de Izquierda Unida, José
Luis Centella del Partido Comunista de España y Pablo Iglesias,
secretario general de Podemos.

Si bien el aislamiento beneficia a los gobiernos autoritarios y la
presencia en Cuba en todas las esferas resulta oportuna, la represión a
las opiniones distintas que las oficiales y la violación de los
derechos, entre ellos los de trabajadores empleados por las empresas
españolas, no pueden ser relegadas en esta etapa de recomposición y auge
de las relaciones.

Source: El auge de las relaciones entre Cuba y España CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/opiniones/el-auge-de-las-relaciones-entre-cuba-y-espana/

Pedicab Drivers Can Only Work Where They Live

Pedicab Drivers Can Only Work Where They Live

14ymedio, Marcelo Hernandez, Havana, 20 April 2017 — The transport
ministry (MITRANS) has issued a new provision that obligates Havana's
pedicab drivers to have visible identification that specifies the
municipality where they can operate.

The sticker carries the driver's license number and the name of the
municipality. An official calling herself Tamara explained
to 14ymedio that MITRANS inspectors in the Central Havana district will
ensure that "if you do not live in this municipality you can't put the
sticker on your vehicle that authorizes you to operate here."

The office is located in a half-wrecked building on Zanja Street with a
poorly painted façade and tree growing out of it, from a seed that fell
into a crack in the building.

Sheathed in her blue MITRANS inspector's uniform, Tamara barely looks up
from the papers she has in front of her on her desk, to clarify that if
you don't have a license, don't come. "In addition, they have to bring
the acrylic."

The situation of transport in the capital, traditionally complicated,
has become chaotic in recent times due to fuel restrictions and other
bureaucratic measures that have affected private taxi drivers. Driving a
pedicab is not very profitable, since drivers usually charge 1 Cuban
convertible peso (roughly $1 US) for relatively short stretches, but
unlike the so-called almendrones– the shared fixed route taxis whose
name comes from the "almond-shape" of the classic American cars used in
that service – they do not run on a fixed route and take the customers
"to the door of their house." Most of them are young people without a
defined profession who work for an invisible boss who owns the
equipment, and whom they have to pay more than half of what they collect
daily.

A tour of the pedicab stands where the drivers usually find their
customers, found that only a few drivers were displaying the
identification. Very close to Chinatown a young man barely 20, who
identifies himself as Yuslo, gives the impression of not feeling
threatened by the new measure.

"I am a Palestinian* from Mayarí Arriba, I rent in a room in the Cerro
district and I circulate around Old Havana. I don't have an address in
the capital on my identity card or license, I am a pirate who fights to
survive. If things get ugly I make the sticker my own way and put it on
the front of the bike," he explains resolutely.

A little more measured and optimistic is Alberto Ramirez, who despite
being in quarantine still has the energy to live from his physical
effort. "We are accustomed to occasionally 'inventing' something of this
type. A few days later the fever passes and no one remembers anything. I
have my sticker to work in Old Havana because I have been living there
for more than 20 years in a state shelter, but if a client asks me to
take him to Coppelia (outside his district), I'll charge him what the
trip is worth and take him."

While Alberto talks, a colleague at the pedicab stand keeps making
gestures of disagreement. Finally he intervenes to say, "They are the
ones who call the shots and do what they want. You don't have to be an
engineer to realize that this measure is a barbarity. It's fine to have
control but if no one cares where a minister or a chief of something
lives in order to work here or there, why do they have to worry about
where the unfortunates who survive from our work live? There's no one
who understands it," protests the pedicab driver.

Without taking the time to answer another question he gets on his bike
and in the worst possible mood concludes the conversation. "I'm going
home. I don't feel like working."

*Translator's note: Havanans call Cubans from the provinces who settle
in their city "Palestinians" – a reference to the fact that without a
resident permit, they are "illegals" in the city.

Source: Pedicab Drivers Can Only Work Where They Live – Translating Cuba
- http://translatingcuba.com/pedicab-drivers-can-only-work-where-they-live/

Los bicitaxistas solo pueden trabajar donde residen

Los bicitaxistas solo pueden trabajar donde residen
MARCELO HERNÁNDEZ, La Habana | Abril 20, 2017

El ministerio de transporte (Mitrans) ha emitido una nueva disposición
que obliga a los bicitaxistas habaneros a tener una identificación
visible donde se especifica el municipio donde pueden operar.

La pegatina, lleva el número de licencia del conductor y el nombre del
municipio. Según explicó a 14ymedio una funcionaria llamada Tamara, del
cuerpo de inspectores del Mitrans del municipio Centro Habana "si usted
no vive en este municipio no puede poner en su vehículo la pegatina que
lo acredita para operar en el mismo".

La oficina se ubica en un semiderruido inmueble en la calle Zanja con
una fachada mal pintada donde crece un árbol fruto de una semilla que
germinó en una grieta.

Enfundada en su uniforme azul de inspectora del Mitrans, Tamara, apenas
levanta la vista de los papeles que tiene frente a su mesa para aclarar
que si no tiene la licencia ni venga. "Además tiene que traer el acrílico".

La situación del transporte en la capital, tradicionalmente complicada,
se ha vuelto caótica en los últimos tiempos debido a restricciones de
combustible y a otras medidas burocráticas que han afectado a los
taxistas privados. La modalidad de bicitaxi resulta poco rentable, pues
los conductores suelen cobrar 1 CUC para tramos relativamente cortos,
pero a diferencia de los llamados almendrones no tienen ruta fija y
llevan al cliente "hasta la puerta de su casa". La mayoría de ellos son
jóvenes sin profesión definida que trabajan para un patrón invisible que
es dueño del equipamiento, y a quienes tienen que abonar diariamente más
de la mitad de lo que recaudan.

En un recorrido por las habituales piqueras donde los bicitaxistas
suelen encontrar a sus clientes sólo unos cuántos chóferes portan la
identificación. Muy cerca del barrio chino un joven de apenas 20 años,
que se identifica como Yuslo, da la impresión de no sentirse amenazado
por la nueva medida. "Yo soy un palestino de Mayarí Arriba, estoy
alquilado en un cuarto en el Cerro y me muevo por la Habana Vieja. Ni
tengo dirección de la capital en mi carné de identidad ni licencia. Soy
un pirata que lucha para sobrevivir. Si la cosa se pone fea me hago una
pegatina a mi manera y la pongo delante del timón", explica con resolución.

Un poco más mesurado y optimista es Alberto Ramírez, un que a pesar de
estar en la cuarentena todavía tiene energías para vivir de su esfuerzo
físico. "Estamos acostumbrados a que de vez en cuando inventen algo de
este tipo. A los pocos días pasa la fiebre y ya nadie se acuerda de
nada. Yo tengo mi pegatina para trabajar en La Habana Vieja porque vivo
legalmente allí desde hace más de 20 años en un albergue del Estado,
pero si un cliente me pide que lo lleve a Coppelia, le cobro lo que vale
la carrera y lo llevo."

Mientras Alberto conversa, un colega de la piquera no cesa de hacer
gestos de inconformidad. Finalmente interviene para decir. "Ellos son
los que mandan y hacen lo que les da la gana. No hay que ser ingeniero
para darse cuenta de que esa medida es una barbaridad. Está bien tener
un control, pero si a nadie le importa donde vive un ministro o un jefe
de algo para que trabaje aquí o allá,¿por qué se tienen que meter donde
viven los infelices que vivimos de nuestro trabajo? Eso no hay quien lo
entienda", protesta el bicitaxista.

Sin dar tiempo a otra pregunta se monta en su bicitaxi y con el peor
humor posible concluye la conversación. "Me voy para mi casa. Se me
quitaron las ganas de trabajar".

Source: Los bicitaxistas solo pueden trabajar donde residen -
http://www.14ymedio.com/nacional/bicitaxistas-cubanos-pueden-trabajar-residen-cuentapropistas-cuba-regulaciones_0_2202979695.html

Maduro pide ayuda para cubrir gastos de los médicos de Castro en Venezuela

Maduro pide ayuda para cubrir gastos de los médicos de Castro en Venezuela
21 de abril de 2017 - 20:04 - Por Juan Juan Almeida García

En su más reciente viaje a La Habana, el mandatario venezolano solicitó
aplazar pagos por la alimentación del personal de salud sin que ello
implique reducir la misión médica

La más reciente visita de Nicolás Maduro a Cuba el pasado 9 abril
suscitó varios cuestionamientos. Algunos se preguntaban cómo el
mandatario venezolano se atrevía a abandonar su país en medio de las
protestas masivas que comenzaban a organizarse.

Precisamente por eso surgieron las especulaciones de que Maduro habría
ido a pedirle instrucciones a sus asesores en materia de represión,
acerca de cómo controlar la revuelta que se veía venir en medio de tanto
descontento del pueblo venezolano.

Según el anuncio oficial, el encuentro correspondiente al XV Consejo
Político de la Alianza Bolivariana (ALBA-TCP), que tenía lugar en La
Habana por esos días, era el motivo del viaje, sin embargo la verdadera
razón del encuentro entre Maduro y su homólogo Raúl Castro fue pedirle
una excepción temporal e indefinida del pago por la alimentación del
personal de salud cubano, sin que ello signifique reducir la misión médica.

Venezuela, el país con una de las mayores reservas petroleras del
planeta, atraviesa la peor de sus crisis y, como solución acuciante para
enfrentar un proceso inflacionario sin precedentes en la historia y un
evidente proceso de ingobernabilidad, acude a un recurso que pudiera
parecer inusitado, teniendo en cuenta la precariedad económica del país
que escoge para encontrar respaldo. Aunque parezca mentira, Maduro
atravesó esta vez las aguas del Caribe, para solicitar un respiro a La
Habana.

La Misión Médica Cubana en Venezuela surgió a la par que la Revolución
Bolivariana y es fruto, según el portal oficialista cubano Cubadebate,
de la cooperación entre dos "naciones hermanas".

Fue un 16 de abril del año 2003 cuando la primera brigada médica de 53
galenos cubanos arribó a Venezuela. Hace apenas unos días se cumplieron
14 años. Pero, desde entonces las cosas han cambiado.

Actualmente miles de doctores cubanos que trabajaban en los barrios
pobres de Venezuela están de regreso al país y otros prefieren el camino
de la libertad y desertan de la misión para marcharse a otros países y
recomenzar sus vidas.

También ha disminuido ostensiblemente el envío de personal civil cubano
a esa nación sudamericana, algo que refrena o entibia la conveniencia de
los programas sociales, como la impopular misión Barrio Adentro.
Incluso, el puente aéreo entre los dos países caribeños también está
disolviéndose. Cubana de Aviación hizo un alto a los vuelos regulares a
Caracas y los vuelos chárter Caracas-La Habana han reducido frecuencia
ante la caída de la demanda.

La repentina decisión, o disposición de emergencia, pretende poner, con
apremio, una contención a lo que el impolítico y desacertado jefe de
Estado venezolano considera un gasto de millones de dólares. El proceso
bolivariano está en estertor y se evidencia en el descrédito del
presidente y el claro desabastecimiento al pueblo en materia de
alimentos, insumos médicos y productos de primera necesidad. Para
sobrevivir, necesita dinero y el Gobierno cubano responde:

"Estimados compañeros. Teniendo en cuenta el momento difícil que está
transitando nuestra hermana República Bolivariana de Venezuela, estamos
tomando medidas con la parte logística de nuestros colaboradores", así
comienza un documento que desde el 12 de abril salió del Consejo de
Estado cubano y ya circula por varias instituciones en respuesta a la
solicitud que Nicolás Maduro le hiciera al presidente de los Consejos de
Estado y de Ministros de la República de Cuba, general Raúl Castro.

Al ministerio del Poder Popular para la Alimentación -especifica el
documento que en forma de correo electrónico rebota por direcciones, que
por obvias razones no incluyo- se le está haciendo imposible cumplir con
el MERCAL mensual [cuota de productos básicos de alimentación], y en
aras de responder a la solicitud del compañero presidente para resolver
esta situación temporal, estamos haciendo gestiones con el ministerio de
Comercio Interior de nuestro país para realizar envíos de recursos y
hacerlos llegar a cada colaborador cubano.

"Venezuela lo que necesita con urgencia es comida", me asegura un
cooperante. "Los cubanos dependemos de lo que nos envíen de nuestro país
para sobrevivir. Nos reunieron la semana pasada y nos explicaron que van
a traer comida de Cuba. Solo arroz, frijoles, pasta, aceite y quizás
algo de aseo personal. Todo racionado y con medida".

Los Mercales o Mercal son abastos estatales creados por el Gobierno
Bolivariano en los cuales antes podían conseguirse productos y alimentos
básicos a bajos costos; hoy en día, la mayoría se encuentra
desabastecidos y sus locales cerrados. El Mercal, como se puede deducir,
es un invento semejante a la diabólica libreta de abastecimiento cubana.

Los médicos cubanos residenciados en Venezuela viven una suerte de
penuria y es que pese a haber llegado con la promesa de ciertos
beneficios, como tener un mejor salario, hoy muchos aseguran que vivían
mejor en Cuba.

Y continúa el documento emitido por el Consejo de Estado cubano:

"Tarea de prioridad: Antes del domingo 16 de abril, cada una de las
brigadas cubanas en Venezuela debe realizar una reunión extraordinaria
donde se tomen criterios de los colaboradores tomándose en actas que se
enviarán al logístico de cada Estado".

Curioso, el costo de mantener las misiones médicas cubanas en la
República Bolivariana, parece estar superando los beneficios que
reporta. Lo demuestra un comentario que al final del documento firma el
Dr. Roberto González Marín, jefe de la Misión Médica Venezuela y
representante SMC en Venezuela: "Es necesario cerrar filas en este
sentido. Los comentarios son que nuestros colaboradores se están
muriendo de hambre. Además tenemos información de que se mantiene entre
los colaboradores el asomo de la deserción, y otros grupos expresan
interés por regresar a la patria, y es cierto que son manifestaciones
lógicas a la situación que se vive". Al parecer, esta vez, la política
"caritativa" del Gobierno cubano erró la diana.

Hace muchos años mi dicharachera abuela me dijo que los cubanos somos
mendigos sentados en el banco del talento.

Source: Maduro pide ayuda para cubrir gastos de los médicos de Castro en
Venezuela | Cuba, Venezuela, Salud -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/maduro-pide-ayuda-cubrir-gastos-los-medicos-castro-venezuela-n4120286